Grandeza Genuina

Resumen La iglesia enfrentó grandes peligros y persecución, pero se extendió grandemente ya que el gran Señor estuvo con ella.

Lectura bíblica recomendada: Hechos 8:9-12

Introducción

I. Cuando Esteban murió, el Evangelio comenzó a dejar los confines de Jerusalén y extenderse a Judea y Samaria (Hechos 8:4; cf. 1:8).

II. En Hechos 8, Lucas frecuentemente describió con énfasis varias cosas como “grandes”: persecución, lamento, gozo, señales, etc.

III. El poder de Dios es tan grande en comparación a cualquier otro que siempre persuadirá el corazón honesto donde sea que se dé a conocer.

Exposición

I. El gran sufrimiento finalmente abrió camino al gran gozo.

A. Después de la muerte de Esteban, hubo gran lamento entre los santos (Hechos 8:1-3).

B. Mientras tanto, había gran sufrimiento en Samaria debido al engaño de un hombre llamado Simón (vss. 9-11).

C. Dios demostró Su gran poder en esta tierra de tinieblas (vss. 9-13).

D. La aceptación de la verdad del Evangelio dio como resultado gran gozo (vss. 8,39).

E. Una vez que el Evangelio salió de Jerusalén, ¡no hubo manera de detenerlo!

II. Dios todavía es grandioso.

A. El gran poder de Dios todavía supera las fuerzas en acción de este mundo (cf. Juan 1:5).

B. Dios todavía puede abrir nuestros ojos para considerar planes que son más grandes que nuestros propios problemas.

C. Dios todavía puede convertir nuestro gran lamento en gran gozo (Ester 9:22; Isaías 51:11; 61:3; Jeremías 31:13; Juan 16:22).

Conclusión

I. Para que la iglesia experimente crecimiento como este otra vez, se requiere que estemos dispuestos a incomodarnos para salir y predicar.

II. Siempre habrá grandes fuerzas en contra nuestra, ¡pero el Señor es más grande!