Based in Sydney, Australia, Foundry is a blog by Rebecca Thao. Her posts explore modern architecture through photos and quotes by influential architects, engineers, and artists.

La Adoración Es Activa

La Adoración Es Activa

La palabra “adoración” significa “atribuir mérito u honor” a algo o alguien. La adoración a Dios se remonta al principio (vea Génesis 4). Toda la humanidad adora a algo o alguien, y Dios manda que la humanidad adore y sirva solamente a Él (Mateo 4:10).

El Nuevo Testamento informa que Dios permite que Le “atribuyamos honor” por medio de cinco actos: el canto, la oración, el estudio bíblico (estos se pueden realizar en cualquier momento), la Cena del Señor y la contribución (dos actos que se realizan solamente en el día del Señor—Hechos 20:7; 1 Corintios 16:1-2).

Dios ha diseñado la adoración—todos los aspectos de la adoración—de tal manera que requiere participación activa de los adoradores. Esto es obvio en cuanto a la mayoría de dichos actos, pero puede no ser obvio en cuanto a algunos.

  • El canto es activo. Pablo escribió: “…hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones” (Efesios 5:19). Observe que cantamos “hablando entre vosotros”. Esta es la razón principal por la cual los coros y/o solos no son adecuados en la adoración. El canto es activo, no pasivo. Debemos cantar entre nosotros.
  • La oración es activa. Incluso la oración pública es activa ya que es una oración congregacional mientras un hombre guía a la congregación en oración. Otra vez, Pablo escribió: “¿Qué, pues? Oraré con el espíritu, pero oraré también con el entendimiento; cantaré con el espíritu, pero cantaré también con el entendimiento. Porque si bendices sólo con el espíritu, el que ocupa lugar de simple oyente, ¿cómo dirá el Amén a tu acción de gracias? pues no sabe lo que has dicho” (1 Corintios 14:15-16). Cuando un varón de la congregación dirige una oración, nuestros corazones se unen al suyo, y nuestras mentes con la de él—por ende, podemos decir “Amén” al final. Su oración llega a ser nuestra oración. Ore activamente cuando el que dirige la oración ora.
  • Obviamente, la Cena del Señor es activa. Mientras distribuía el pan, Jesús dijo a Sus discípulos: “Tomad, comed; esto es mi cuerpo. Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos”  (Mateo 26:26-27). Meditamos en Su sacrificio mientras miramos a nuestro interior, a nuestro exterior, al pasado y al futuro.
  • La ofrenda es activa. “Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado” (1 Corintios 16:2). Cada uno de nosotros debe apartar sus primeros frutos para el Señor, y dar generosamente en tal día.
  • El estudio bíblico es activo. Incluso oír al predicador debe ser activo. Como predicadores, debemos motivar a la congregación a buscar los pasajes en la Palabra de Dios y escuchar lo que Dios dice directamente. Los creyentes de Berea escucharon la predicación de Pablo y Silas, y “recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así” (Hechos 17:11).

La adoración es activa. Participe en cada aspecto de la adoración.

¿Existen Apóstoles Hoy?

¿Existen Apóstoles Hoy?

Falsificado: La Misma Mentira de Antes

Falsificado: La Misma Mentira de Antes