Jesús Fue Lógico

Resumen

El enfoque popular en cuanto a Jesús es de alguien indiferente a la lógica, pero la Biblia revela un enfoque diferente.

El enfoque en cuanto a Jesús que predomina en la cultura popular es de alguien indiferente a la lógica y la atención correcta al detalle doctrinal. La cristiandad diluida ha sugerido que Jesús evitaba la confrontación, era partidario de la corrección política y nunca hubiera emitido ningún juicio o sido intolerante. Sin embargo, el Nuevo Testamento—la única fuente para determinar la identidad de Jesús—presenta un enfoque completamente diferente de Él.

Por ejemplo, considere la ocasión en Juan 7 cuando los judíos criticaron a Jesús por haber sanado en el Día de Reposo a un hombre que había estado enfermo por 38 años (Juan 5:2-9). Muchos suponen que a Jesús no Le importaría la obediencia cuidadosa de la Ley. Ellos suponen que Jesús reprendería a los judíos por su enfoque puntilloso y legalista de la religión, y que Él estaría muy dispuesto a descartar los requerimientos de la Ley para dar prioridad a la necesidad humana en el nombre de la compasión. Desafortunadamente, este punto de vista está lleno de errores—de los cuales uno es la evaluación desafortunada de Ley que Dios mismo creó. Según Dios, se revela la ley para el bien humano (Deuteronomio 6:24; 10:13; Proverbios 29:18). La ley de Dios es santa, justa y buena (Romanos 7:12), y cumple sus propósitos diseñados divinamente (e.g., Romanos 3:20). Ciertamente, la respuesta de Jesús para Sus acusadores en esa ocasión ilustra la gran reverencia que tenía por la Ley, la necesidad de cumplirla cuidadosamente, y la importancia crítica de aplicarla de manera exacta.

Al hablar del milagro que había realizado, Jesús ofreció refutación lógica para la declaración de que había violado el Día de Reposo. Aquí está el argumento en forma de silogismo:

  1. Si la Ley de Moisés requiere la circuncisión del bebé varón al octavo día de su nacimiento—incluso cuando el octavo día cae en el Reposo—entonces sanar a un hombre en el Día de Reposo es igualmente legal.

  2. La Ley de Moisés requiere la circuncisión del bebé varón al octavo día de su nacimiento—incluso cuando el octavo día cae en el Reposo.

  3. Por tanto, sanar a un hombre en el Día de Reposo es igualmente legal.

Luego Jesús presentó una advertencia conclusiva que confirmaba la validez de Su argumento: “No juzguéis según las apariencias, sino juzgad con justo juicio” (vs. 24). Aplicar las leyes de Dios según las “apariencias” hace referencia a hacerlo teniendo en cuenta la manera en que luce para la persona que realiza el juicio, i.e., formar una opinión basándose en la evidencia inadecuada. En contraste, “juzgar con justo juicio” significa hacer una evaluación exacta al llegar solamente a conclusiones garantizadas por la evidencia, i.e., pensando y actuando de manera racional.

Este incidente en la vida de Cristo es típico de Su comportamiento en otras ocasiones, y prueba que Jesús fue lógico en Su enfoque de la vida. Demuestra la gran estima que tenía por la Ley. Resalta el interés de la Deidad por el cumplimiento cuidadoso de la Ley. Todos los que desean ser como Jesús, deben imitar este mismo interés. Jesús declaró: “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos” (Mateo 7:21).