“Luego el Fin”

“Luego el Fin”

Lectura bíblica recomendada: 1 Corintios 15:24-26

Introducción

A. Hay muchas teorías diferentes en cuanto al comienzo del mundo, y parece haber muchas más en cuanto al fin del mundo.

B. Es por la misericordia de Dios que el mundo ha durado hasta ahora, pero necesitamos estar preparados para el día cuando la misericordia de Dios para la existencia del mundo llegue a su fin.

Exposición

I. A diferencia de las enseñanzas de muchos, nadie sabe cuándo será el fin.

A. Muchos han fijado fechas para el regreso del Señor.

B. Cualquiera que “sepa” cuándo es el fin, “sabe” más que los apóstoles y profetas inspirados (Mateo 24:36; 1 Tesalonicenses 5:1-3; 2 Pedro 3:10).

C. Aunque no podemos saber cuándo llegará el fin, podemos estar seguros que “el día del Señor vendrá” (2 Pedro 3:10) y que el Señor “no tardará” (Hebreos 10:37).

II. Cuando llegue el fin, el mundo será destruido.

A. Algunos creen que el mundo permanecerá para siempre.

B. Lo cierto es que el mundo está pasando (1 Corintios 7:31; cf. Mateo 24:35; Hebreos 1:10-12; 1 Juan 2:15-17).

C. El mundo será destruido por la misma palabra por la cual fue creado al principio (2 Pedro 3:5-7).

D. Dios hizo algunas cosas para durar para siempre (Mateo 24:35), pero las cosas como la Tierra y nuestros cuerpos tienen el propósito de durar por un tiempo determinado (1 Corintios 15:50-54; 2 Corintios 5:1-8; 2 Pedro 1:13-15).

E. Conocer en cuanto a la destrucción del mundo debería impactar profundamente la manera en que vivimos (2 Pedro 3:10-12).

III. Aunque las Escrituras no nos dicen cuándo llegará el fin, hay algunas cosas importantes que nos revelan en cuanto al fin.

A. La mayoría no será salva; muchos se perderán (Mateo 24:38; 25:1-13,24-30,41-46).

B. Todos seremos juzgados según lo que está escrito (Apocalipsis 20:12).

C. Los justos permanecerán con el Señor para siempre (1 Tesalonicenses 4:17).

D. No es un día al cual debamos temer; en cambio, es un día que debemos esperar (1 Corintios 16:22; Santiago 5:7; Apocalipsis 22:20).

IV. Existen varias creencias erróneas en cuanto al fin del tiempo.

A. Algunos creen que el fin será precedido por señales claras (cf. Mateo 24:36-44; 1 Tesalonicenses 5:2).

B. Algunos creen que los santos serán raptados algún tiempo antes de la destrucción del mundo (cf. Mateo 13:30,38).

C. Algunos creen que un hombre identificado como el “Anticristo” tomará control del mundo (cf. 1 Juan 2:18-22; 4:3; 2 Juan 7).

D. Algunos creen que el templo de Jerusalén será reconstruido, y que el Señor reinará en la Tierra (cf. 1 Corintios 15:24-28; Hebreos 8:1-2).

Conclusión

A. Aunque nadie puede saber cuándo será el fin, podemos estar seguros que el mundo no durará para siempre, ni tampoco nosotros.

B. Este conocimiento debería motivarnos a ser vigilantes.

C. Cuando nuestro Señor regrese, ¿qué nos encontrará haciendo?