¿Profetizó Isaías la Concepción Virginal?

Resumen

Mateo registró la concepción virginal como el cumplimiento de la profecía de Isaías, poniendo fin a la controversia.

Pregunta

“He leído que la palabra ‘virgen’ en Isaías 7:14 simplemente significa ‘mujer joven’—que no implica virginidad, y que, por tanto, este también debería ser el significado en Mateo 1:23. ¿Es esto cierto?”.

Respuesta

Algunos escépticos han cuestionado la validez de la traducción “virgen” en Mateo 1:23 al declarar que la palabra hebrea ‘almah (en Isaías 7:14) realmente significa “mujer joven”, y que se hubiera usado la palabra hebrea bethulah si se hubiera querido hacer referencia a una mujer “virgen”. Además, se insiste en que la profecía de Isaías hace referencia a una mujer joven “que vivió al tiempo de la profecía”, sin ninguna referencia a la virgen María.[1] Estas acusaciones no son nuevas. De hecho, para el tiempo de los “padres de la iglesia” (e.g., Justino Mártir, Ireneo, Tertuliano, Orígenes), los judíos y ebionitas que negaban la divinidad de Jesús ya estaban promoviendo estos puntos de vista.[2]

En cuanto a la declaración que sugiere que se debe traducir ‘almah como “mujer joven” en Isaías 7:14 (y por ende en Mateo 1:23), sin implicar virginidad, se debe tener en cuenta los siguientes puntos:

  1. El término hebreo ‘almah se deriva de la raíz ‘alam, que significa “velar” (de la vista), “ocultar”, “esconder” o “mantener en secreto”.[3] Ya que es obvio que a las doncellas descritas con el término ‘almah no se las “ocultaba”, “escondía” o “mantenía en secreto” en un sentido literal (cf. Génesis 24:43; Éxodo 2:8; Salmos 68:25), el término sugiere la ocultación íntima, en el sentido que, “como mujer, no había sido descubierta—no había conocido varón”.[4]

  2. No existe evidencia de que el Antiguo Testamento use el término ‘almah para hacer referencia a una mujer sexualmente activa o casada.[5] En cambio, en Génesis 24:43 se usa este término para hacer referencia a Rebeca, a quien el contexto describe como “virgen, a la que varón no había conocido” (24:16). En Cantares 6:8, el escritor contrastó a las doncellas (‘almah) con las reinas y concubinas del rey (cf. también el uso de ‘almah en Salmos 68:25 y Cantares 1:3).

  3. La profecía de Isaías fue dada al Rey Acaz como una señal (cf. Isaías 7:11,14). Aunque en su uso general, la palabra hebrea para “señal” puede significar una “bandera”, “prueba”, “prodigio”, “evidencia”, “milagro”, etc.,[6] el contexto en Isaías parece fijar el significado de señal sobrenatural (cf. 7:11). Ya que la concepción de una mujer joven es un suceso diario común, solamente la concepción de una mujer virgen puede llenar los requerimientos de una señal milagrosa o sobrenatural.

  4. El comentario inspirado de Isaías 7:14 es Mateo 1:23, y en este versículo se usó el término griego parthenos, que hace referencia a una joven virgen o célibe.[7] Adicionalmente, Mateo se esforzó en fijar este significado al registrar frases como, “antes que se juntasen [conyugalmente]” (vs. 18), “había concebido del Espíritu Santo” (vs. 18), “lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es” (vs. 20) y José “no la conoció [o no tuvo relaciones conyugales con María, cf. Lucas 1:34] hasta que dio a luz a su hijo primogénito” (vs. 25).

En cuanto a la idea de que la profecía de Isaías hace referencia exclusivamente a una joven que vivió al tiempo del profeta, no existe evidencia bíblica o histórica que la confirme. Primero, si la profecía hacía referencia a “cualquier” joven que se casaría y concebiría un hijo naturalmente al tiempo del profeta, ¿cómo la casa de David (Isaías 7:13) podría identificar tal “señal”? Segundo, el sustantivo lleva el artículo definido.[8] Por ende, esto parece indicar que Isaías estuvo haciendo referencia a “la virgen”, no a una virgen que se casaría, perdería su virginidad y daría a luz un hijo. Tercero, ya que Mateo indicó claramente que la concepción virginal de María era el cumplimiento de la profecía de Isaías (cf. vs. 22), entonces aquellos que creen que los escritores del Nuevo Testamento (tanto como del Antiguo Testamento) escribieron bajo la dirección del Espíritu Santo, no tienen la opción de negar que la profecía de Isaías se aplique correctamente a María.

La señal de Isaías garantizaba la seguridad de Judá ante la amenaza siria y la complicidad de Efraín. Como Lightfoot ha señalado, la idea era que “una virgen pura dará a luz antes que la casa de Judá perezca”.[9] Esta profecía alcanza su punto culminante en la liberación espiritual con Cristo (cf. Mateo 1:21; Hechos 5:31).

Referencias

[1] Wells, Steve (2008), Biblia Anotada del Escéptico [Skepctic’s Annotated Bible], notas sobre Mateo 1:23 e Isaías 7:14, http://skepticsannotatedbible.com/index.htm; Wilson, Barrie (2008), La Manera en que Jesús Llegó a ser Cristiano [How Jesus Became Christian] (Nueva York: Macmillan), pp. 208-209.

[2] Vea Attridge, Harold y Gohei Hata (1992), Eusebio, el Cristianismo y el Judaísmo [Eusebius, Christianity, and Judaism] (Detroit, MI: Wayne State University Press), p. 341; Coleridge, Samuel, (2002), Los Cuadernos de Samuel Taylor Coleridge [The Notebooks of Samuel Taylor Coleridge], eds. Coburn Kathleen y Anthony Harding (Princeton, NJ: Princeton University Press), 5.5538.

[3] Strong, James (2001), La Nueva Concordancia Bíblica Exhaustiva y Expandida de Strong [The New Strong’s Expanded Exhaustive Concordance of the Bible] (Nashville, TN: Nelson), #5956.

[4] Clarke, Adam (sine data), Comentario de Clarke: Mateo-Hechos [Clarke’s Commentary: Matthew-Acts] (Nueva York: Abingdon-Cokesbury Press), 1:40.

[5] McCaul, Alexander (1852), El Mesiazgo de Jesús [The Messiahship of Jesus] (Londres: John W. Parker and Son), pp. 175-177; Foster, R.C. (1971), Introducción a la Vida de Cristo [Introduction to the Life of Christ] (Joplin, MO: Baker Book House), p. 264.

[6] Strong, op. cit., #226.

[7] Vine, W.E. (1999), Diccionario Expositivo de Palabras del Antiguo y del Nuevo Testamento Exhaustivo (Colombia: Caribe), 2:954.

[8] McCaul, op. cit., p. 175.

[9] Lightfoot, John (sine data) Un Comentario sobre el Nuevo Testamento del Talmud y la Hebraica [A Commentary on the New Testament from the Talmud and Hebraica, sobre Mateo 1:23, Christian Classic Ethereal Library, http://www.ccel.org/ccel/lightfoot/talmud.toc.html.