Religión Sin Lágrimas

Religión Sin Lágrimas

Todos entendemos la razón del sacrificio de Jesús: pagar la pena de nuestros pecados. Ese sacrificio también requiere algo de nosotros: vivir como sacrificios para Dios (2 Corintios 5:15).

Sin embargo, muchos no quieren dejar de vivir para sí mismos. Muchos se han engañado al creer que lo que les agrada es lo que agrada a Dios. Fundamentalmente, ellos quieren una religión sin sacrificio y “lágrimas”.

La idea de “asistir a la iglesia de su preferencia” no es nueva; es egoísmo muy antiguo, paganismo muy antiguo y una forma de idolatría muy antigua. Algo de 3,000 años atrás, un hombre en el Antiguo Testamento tuvo esta filosofía: establecer una religión basada en lo que el hombre desea. Consideremos el registro bíblico, lo que ese hombre hizo, y la manera en que Dios respondió.

Cambios que Jeroboam Hizo

Bajo el Rey Roboam (hijo de Salomón), Jeroboam regresó de Egipto y se convirtió en el vocero del grupo de Israel que deseaba “disminución de impuestos”. Estando en esa posición, se le escogió rey de ellos. Observe los cambios en la adoración que Jeroboam hizo como rey de las tribus en la confederación de Israel (1 Reyes 12:25-33):

  1. Cambió el objeto de la adoración—de Dios a becerros de oro (vs. 28). Él dijo: “[H]e aquí tus dioses, oh Israel, los cuales te hicieron subir de la tierra de Egipto”. Note que Jeroboam no tuvo la intención de establecer una “nueva religión”; simplemente estuvo tratando de ayudar a sus seguidores en la adoración al Dios del cielo de una manera que apelara a sus sentidos y emociones. Él quería que ellos se quedaran en casa, así que trató de proveer una adición a la adoración que lograría tal fin.
  2. Cambió el lugar de adoración—de Jerusalén a Bet-el y Dan (vs. 29).
  3. Cambió el sacerdocio—de Leví a cualquier persona (vs. 31).
  4. Cambió el tiempo de adoración—del séptimo mes al octavo (vs. 33). Esta fue la Fiesta de los Tabernáculos, la cual se debía celebrar el séptimo mes (Levítico 23:34et.seq.).

¿Por qué Jeroboam violó la ley de Dios y creó una religión según su propio gusto? Observe los versículos 26-27—Jeroboam tuvo temor de perder popularidad. Todos queremos que la gente nos quiera; queremos sentirnos cómodos. A pocas personas les gusta escuchar que el camino que tomarán requiere dolor, sacrificio y auto-negación. A muchos les gustaría ser doctores y abogados debido al salario y beneficios, pero se detienen cuando consideran la demanda de la educación en estas áreas.

La religión es fundamental para el hombre. La gente que no tiene religión en absoluto está en la minoría. El hombre tiene que negar su instinto innato de adoración con el fin de llegar a ser un ateo sin religión. Así que Jeroboam pensó que era mejor que su pueblo al menos adorara en algún lugar y de alguna manera en vez de no hacerlo en absoluto.

Es claro que Dios no acepta esta mentalidad de “religión sin lágrimas o sin sacrificio”. Este fue un gran pecado (1 Reyes 12:30). La religión no se trata de lo que nos agrada, sino de lo que agrada a Dios. Dios clarificó a Jeroboam—a través de señales milagrosas y la palabra del profeta Ahías, que a Él no Le gusta la religión a la moda del adorador (1 Reyes 13:1-5; 14:6-14).

Este fue un pecado grave ya que la fuente de autoridad para las acciones de Jeroboam estaba en su propio corazón (vss. 26,33). No había un “Así dice el Señor” detrás de sus acciones. Jeroboam no podía señalar un libro, capítulo y versículo para sus acciones. Negó la santidad de Dios al ignorar la autoridad de Dios. Se tiene que cambiar el plan de Dios para poder tener una adoración al gusto. La expresión “palabra de Jehová” es escasa en el capítulo 12, pero en el capítulo 13, donde Dios castigó la desobediencia, ¡esta expresión aparece 10 veces!

La religión sin lágrimas es una religión sin sacrificio, y tal religión no puede salvar a nadie.