“Quiero Saber Cómo Hubiera Sido Ese Sentimiento”

Cindy Colley

La siguiente carta que recibí un tiempo atrás habla por sí misma. Realmente no se necesita ningún comentario excepto decirle que lo publiqué con permiso de su autora. El nombre permanecerá anónimo, pero por favor sepa que es de una mujer real, quien después de varios años, el perdón del Señor y sus bendiciones, experimenta momentos de dolor y lamento debido al pecado que hace mucho tiempo ha sido perdonado. Algunas veces simplemente terminamos con el pecado antes que el pecado termine con nosotras. Es mi oración que esto ayude a un corazón joven a determinar guardar su pureza. Gracias a esta dulce mujer que tuvo el corazón noble para ayudar a aquellos que todavía tienen oportunidad de hacer una elección. [Nota del Traductor: Hannah, quien próximamente estará contrayendo matrimonio, es la hija de Cindy].

¡El gozo me invade al saber del compromiso de Hannah! Sé que tú también debes estar muy emocionada. Sin embargo, tengo algo de tristeza dentro de mí. Si esto suena tonto (y tal vez inapropiado), por favor, discúlpame. Yo sé que ella se ha conservado pura y continuará de esa manera hasta el día de su boda. ¡Eso es grandioso! Pero es la misma situación que es causa de mi tristeza. Yo no era pura en absoluto. En mi noche de bodas, después que mi esposo y yo tuvimos relaciones, simplemente quedé en la cama llorando. Él me preguntó cuál era el problema, pero yo no pude decirle nada; no pude hacerlo en mi noche de bodas. Él sabía que yo había dormido con varios hombres antes que comenzáramos a citarnos. Él había dormido con varias mujeres antes. Nosotros habíamos puesto las cosas en claro para que todo se supiera entre ambos. Pero yo no sabía cómo decirle que me odiaba por no esperar hasta el momento de entregarme a la verdadera persona que amo. Se suponía que ese día debía ser un tiempo feliz, pero yo estaba triste por haber cometido tantos errores. Si solamente hubiera hecho las cosas de la manera correcta, ¡esa noche pudiera haber sido mucho más significativa!

Sé que Dios me ha perdonado. Y pensaba que yo también me había perdonado—hasta ahora. Muchas emociones fluyen de mi alma. Mucha gente se compromete para llegar al altar, y esto no me afecta. Pero yo que Hannah ha hecho lo que es correcto delante de Dios, y yo solamente puedo imaginar cuán hermosa será su noche de boda; literalmente, solamente puedo imaginar, y eso duele. Quiero saber cómo hubiera sido ese sentimiento. (Por favor, no pienses que estoy siendo inapropiada. Si suena de esa manera, perdóname). No puedo cambiar el pasado. Todo lo que puedo hacer es preparar el futuro. Es mi oración que siembre la Palabra de Dios en los corazones de mis dulces hijas. Es mi oración que les demuestre el amor que tengo por Él y Su Palabra en cada acción de mi vida. Es mi oración que ellas, como Hannah, puedan experimentar lo que yo nunca pude experimentar. Y es mi oración que después de ocho años pueda vencer estos sentimientos que tengo en cuanto a mi persona. Gracias por escucharme. Y otra vez, ¡felicitaciones! ¡Realmente estoy emocionada por ti! ¡Ella será una maravillosa esposa, y finalmente una maravillosa madre!

[Título original en inglés, “I Want to Know What It Would Have Felt Like”, en Bless Your Heart, febrero de 2011. Traducción editada con permiso].