Perseverancia en el Señor

Roby Ellis

[Lectura bíblica recomendada: 2 Pedro 3:18].

Introducción

A. “Perseverar” significa “soportar alguna clase de presión externa”.

B. Pedro sabía que la iglesia necesitaría una reserva adecuada de fortaleza interna para enfrentar los tiempos peligrosos que se acercaban.

Exposición

I. ¿Por qué necesitamos perseverancia?

A. Todos pasaremos por tiempos difíciles (2 Timoteo 3:12).

B. Debemos perseverar para ser salvos (Mateo 10:22; 24:12-13).

C. Debemos perseverar si queremos llevar fruto para el Maestro (Lucas 8:14-15).

D. Debemos perseverar para recibir la recompensa que se nos promete (Lucas 22:28-30; Romanos 2:7; Hebreos 10:32-39; Santiago 1:2).

II. ¿Cómo podemos desarrollar perseverancia?

A. Debemos buscarla (1 Timoteo 6:11; 2 Pedro 1:5).

B. Adquirimos paciencia para perseverar por medio del estudio de la Palabra (Romanos 15:4-5).

C. La paciencia en la perseverancia es uno de los frutos del amor genuino (1 Corintios 13:7-8).

D. Tenemos ejemplos de perseverancia en los profetas (Santiago 5:11), los apóstoles (2 Corintios 1:3-7), nuestros hermanos del primer siglo (2 Tesalonicenses 1:4-9), y desde luego, en Jesús (Hebreos 12:1-3).

E. Podemos perseverar más fácilmente si consideramos los beneficios de nuestro sufrimiento (Romanos 5:3-4; Hebreos 12:4-11).

Conclusión

A. Debemos perseverar hasta que el trabajo esté terminado (Filipenses 1:25).

B. Debemos perseverar en la ley de la libertad (Santiago 1:25) si queremos recibir las bendiciones que Dios tiene para nosotros.