Para que No Olvide

por Roby Ellis

[Lectura bíblica recomendada: Deuteronomio 6:4-6].

Introducción

A. Ayer marcó el 10° aniversario de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

B. Tenemos la tendencia de ser personas olvidadizas; por esta razón Dios ha registrado muchas lecciones para ayudarnos a recordar las cosas que son más importantes.

I. Israel olvidó.

A. Olvidó rápidamente la Ley (Éxodo 32:1-6; 2 Reyes 22:8).

B. Olvidó las fiestas y los memoriales (2 Reyes 23:22).

C. Olvidó enseñar a sus hijos (cf. Deuteronomio 6:7-12).

D. Olvidó al Dios que les había redimido (Jueces 3:5-7).

II. ¿Ha olvidado usted?

A. ¿Ha olvidado el nuevo pacto de Dios (Hebreos 8:8-11)?

B. ¿Ha olvidado sus memoriales (1 Corintios 11:20-29)?

C. ¿Ha olvidado enseñar a Sus hijos (cf. Efesios 6:4)?

D. ¿Ha olvidado que fue lavado de sus pecados pasados (2 Pedro 1:9)?

III. Dios nunca olvida.

A. Nunca olvida a Sus hijos (Génesis 8:1; 30:22).

B. Nunca olvida Su pacto (Génesis 9:16-17; Éxodo 2:24).

C. Lo único que olvida es los pecados de los cuales nos arrepentimos (Hebreos 8.12; cf. Jeremías 31:34).

D. No ha olvidado a los pajarillos, y ¡no se olvidará de usted (Lucas 12:6-7)!

Conclusión

Aunque hay algunas cosas que debemos olvidar (Filipenses 3:13-14), no debemos olvidar a Dios, Quien ha hecho mucho por nosotros y ha prometido que nunca olvidará Su pacto con nosotros.