EB Global: Enfoque Bíblico / Bible Focus
Un sitio bilingüe con perspectiva bíblica / A bilingual site with a biblical focus

Artículos

ARTÍCULOS DE INVESTIGACIÓN

 

¿Mintió Abraham?

Pregunta:

“Gracias por todas sus enseñanzas. Por favor, ¿pudiera explicarme Génesis 20? ¿Realmente mintió Abraham en este pasaje?”.

Respuesta:

Una mentira es un enunciado falso que se declara con el fin de engañar. También es engañar intencionalmente para transmitir una impresión falsa, o presentar intencionalmente un relato erróneo. Ambos testamentos de la Biblia enseñan que es un pecado decir una mentira (Éxodo 20:16; Apocalipsis 21:8).

Sin embargo, es posible que una persona diga algo que es erróneo sin ser culpable de mentira. Alguien puede decir involuntariamente algo que no es verdadero sin tener conocimiento de que lo que está diciendo es falso. La información todavía es defectuosa, pero la persona que la transmite estaría equivocada en vez de estar declarando intencionalmente un engaño. Desde luego, una persona siempre debe hacer todo lo posible para asegurarse de que lo que esté afirmando sea verdadero.

Pero en Génesis 20, Abraham presentó información incompleta e inexacta con el fin de engañar a otros. Abraham mintió. Abraham pecó. Además, esta no fue la primera vez que Abraham dijo esta mentira particular (cf. Génesis 12:11-20).

Una de las marcas de autenticidad que confirma que la Biblia es de Dios, no el producto del ingenio humano, es que la Biblia incluso registra las fallas de los hijos de Dios. Los autores humanos no registrarían las características menos atractivas de los héroes de la fe. Por ejemplo, en una ocasión el Rey David fue un adúltero y homicida debido a su relación con Bestsabé, esposa de Urías, y la terminación de la vida de Urías (2 Samuel 12:9).

Simplemente Dios no pasa por alto los pecados de Sus siervos más ilustres. Dios nunca aprueba el pecado. Cualquier pecado, incluso la mentira, puede evitar que una persona disfrute algún día la eternidad en el cielo (Romanos 6:23; Apocalipsis 21:8). Por ende, es necesario que todos los pecadores (de toda clase) se arrepientan de sus pecados (Lucas 13:3; Hechos 8:22).

Los pecados de los grandes personajes bíblicos no justifican a nadie que cometa pecado hoy. En cambio, se puede ver rápidamente que los grandes hombres (y mujeres) de fe de la Biblia cometen pecados—por los cuales deben arrepentirse y recibir el perdón de Dios. En el caso de Abraham, Dios básicamente reprendió a Abraham a través de los reyes a quienes Dios reveló la mentira de Abraham. Abraham fue expulsado de la presencia de ellos y forzado a admitir su mentira.