Mateo 13: ¿Qué Tipo de Tierra Es Usted?

Mateo 13: ¿Qué Tipo de Tierra Es Usted?
Aquel día salió Jesús de la casa y se sentó junto al mar. Y se le juntó mucha gente; y entrando él en la barca, se sentó, y toda la gente estaba en la playa. Y les habló muchas cosas por parábolas, diciendo: He aquí, el sembrador salió a sembrar (Mateo 13:1-3).

La Parábola del Sembrador es una de las parábolas más conocidas que nuestro Señor relató a Sus oyentes del primer siglo. Aunque generalmente se entiende que “el sembrador” es el predicador anónimo que siembra la Palabra de Dios en cualquier momento y cualquier lugar (Marcos 4:14; Lucas 8:11), es interesante notar que esta parábola tiene una aplicación precisa al Príncipe de los Sembradores—nuestro Señor Jesucristo—Quien en esta ocasión, como otras, salió a sembrar (Mateo 13:1; cf. 20:1,5; Marcos 6:34; Lucas 5:27). Y mientras sembraba,

  • …parte de la semilla cayó junto al camino; estos “son los que oyen, y luego viene el diablo y quita de su corazón la palabra, para que no crean y se salven” (Lucas 8:12; cf. Juan 12:40). Algunos de los oyentes “más fieles” de Jesús eran los líderes judíos, quienes oían las palabras de Jesús pero permitían que el enemigo arrebate la Palabra (Mateo 12:39-42). Jesús incluso encontró a algunos en cuyos corazones Su Palabra no hallaba cabida (Juan 8:37).
  • …parte cayó en pedregales; estos “son los que habiendo oído, reciben la palabra con gozo; pero éstos no tienen raíces; creen por algún tiempo, y en el tiempo de la prueba se apartan” (Lucas 8:13). Durante Su ministerio, Jesús amonestó a aquellos que recibían con gozo Su Palabra a considerar las pruebas del cristianismo (Lucas 9:57-62; 14:25-33). Incluso algunos de Sus discípulos “volvieron atrás” después de algunas palabras duras (Juan 6:60-66).
  • …parte cayó entre espinos; estos “son los que oyen, pero yéndose, son ahogados por los afanes y las riquezas y los placeres de la vida, y no llevan fruto” (Lucas 8:14). El joven rico, a quien sus muchas posesiones le afligían (Marcos 10:22), es un ejemplo de este tipo de tierra. Jesús también advirtió a Sus oyentes en cuanto a los afanes de la vida que usurpan el lugar principal de la Palabra y el reino (Mateo 6:25-34).
  • …parte cayó en buena tierra; estos “son los que con corazón bueno y recto retienen la palabra oída, y dan fruto con perseverancia” (Lucas 8:15). No cabe duda que los apóstoles, excepto Judas Iscariote, encabezaron la lista de los que retienen y dan fruto (Mateo 13:16). Jesús incluso les limpió por medio de la Palabrapara que lleven fruto (Juan 15:3), y su fruto permanezca (vs. 16). Ellos dieron fruto, cuál a treinta, cuál a sesenta, cuál a ciento, cuál a tres mil, cuál a cinco mil y cuál a incontables por uno (Mateo 13:8; Hechos 2:41; 4:4; 5:14; Colosenses 1:23).

Mientras Jesús predicaba, Su audiencia probó poseer estos cuatro diferentes tipos de tierra. La pregunta que permanece es: “¿Qué tipo de tierra elegirá ser usted?”.