Los Tiempos en Nuestras Vidas

Sue Rhineheimer

Lección 1 / Eclesiastés 3:1-8

Tal vez recuerde la canción “Vuelva, Vuelva, Vuelva” que los Byrds grabaron a mediados de la década de 1960. Las letras familiares dicen que todo tiene su tiempo; pero estas palabras realmente son más antiguas que la canción por algo de tres milenios. Se las puede encontrar en el Antiguo Testamento, y la verdad que enseñan todavía presenta sabiduría para hoy:

Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora. Tiempo de nacer, y tiempo de morir; tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado; tiempo de matar, y tiempo de curar; tiempo de destruir, y tiempo de edificar; tiempo de llorar, y tiempo de reír; tiempo de endechar, y tiempo de bailar; tiempo de esparcir piedras, y tiempo de juntar piedras; tiempo de abrazar, y tiempo de abstenerse de abrazar; tiempo de buscar, y tiempo de perder; tiempo de guardar, y tiempo de desechar; tiempo de romper, y tiempo de coser; tiempo de callar, y tiempo de hablar; tiempo de amar, y tiempo de aborrecer; tiempo de guerra, y tiempo de paz (Eclesiastés 3:1-8).

Dios nos ha dado un tiempo para todo lo que queremos y necesitamos hacer en la vida. Si podemos discernir cuándo es el tiempo, haremos que nuestra vida sea más fácil. Hablemos de los tiempos que traen oportunidades a nuestras vidas. Como mujeres cristianas, queremos aprovechar completamente estos tiempos.

Nuestros tiempos o estaciones se determinan por nuestro viaje alrededor de nuestra estrella personal—el Sol. Si vive en una región que tiene las cuatro estaciones distintas, y si yo le preguntara cuál es la mejor estación para plantar, usted pudiera decir: “En la primavera—cuando el periodo de las temperaturas muy bajas ya ha pasado. Ese es el tiempo cuando el potencial para que las plantas crezcan es mayor”.

Plantar una huerta según la estación y lo que crece mejor en el área usualmente es un asunto de comprar semillas y hacer surcos. Pero ¿qué puede hacer si quiere vegetales de primavera en el invierno? Tal vez puede invertir en un invernadero con control de temperatura y protección de clima, teniendo en cuenta que si planta en una estación diferente, esto puede requerir cuidado, dinero y tiempo extra.

Se puede comparar nuestras vidas con esta circunstancia. Hay un tiempo para casi todo lo que deseamos hacer. Si lo hacemos en la “estación” adecuada, será más fácil. Hacerlo fuera de esa estación es posible, pero puede tomar más tiempo y requerir más esfuerzo y probablemente más dinero.

Dios nos da el tiempo y las oportunidades para cumplir Su voluntad en nuestras vidas. Con algo de meditación y sabiduría, podemos llevar nuestras vidas al potencial más alto. Al entender los tiempos o estaciones de nuestras vidas, daremos gloria a Dios más fácilmente en todo lo que hacemos. ¡Y nosotras no quedaremos agotadas en el proceso!

Preguntas de Estudio

  1. La primera vez que se menciona las estaciones en la Biblia es Génesis 1:14, y la primera vez que se menciona las estaciones de cultivo es Génesis 8:22. Investigue en cuanto a las estaciones de cultivo antes del Diluvio.
  2. ¿Cuándo cesarán todas las estaciones y las cosas terrenales (2 Pedro 3:10-11)? ¿Por qué es importante señalar esto en nuestro estudio de tiempos y estaciones?
  3. Según nuestro calendario moderno, investigue la estación en que los judíos celebraban la Pascua (Éxodo 12:2; Levítico 23:4-5). ¿Durante qué estación hubieran celebrado el Día de Pentecostés (Levítico 23:9-11,15-16)? ¿Durante qué estación hubieran celebrado la Fiesta de los Tabernáculos (vss. 33-34)?
  4. ¿Durante qué estación los reyes salían a la guerra (2 Samuel 11:1)? ¿De qué manera el clima determinaba el tiempo de la guerra? ¿Qué hizo David en vez de salir a la guerra (vss. 1-27)? ¿Fue esa una buena decisión?
  5. ¿Durante qué estación asistió Jesús a la Fiesta de la Dedicación (Juan 10:22)? Investigue qué conmemoraba esa fiesta.
  6. Si hemos sembrado, ¿cuándo cosecharemos (Gálatas 6:7-10)? Lea este versículo en otras versiones bíblicas. ¿Qué otra palabra se usa para “tiempo” (vs. 9)?
  7. ¿Qué deberían aprovechar los cristianos (Efesios 5:16)? Teniendo en cuenta las palabras en Eclesiastés 3:1-8, ¿por qué es importante este versículo en Efesios?
  8. ¿Qué sucederá con todos los seres humanos (Eclesiastés 9:11-12)? ¿Alguna vez lo inesperado le ha sorprendido? Dé ejemplos.
  9. ¿Qué tiene Dios en Sus manos (Salmos 31:15)? ¿De qué manera nos conforta este verso en relación a las palabras en Eclesiastés 9:11-12?
  10. ¿Cuándo el árbol produce su fruto (Salmos 1:3)? ¿A quién se compara este árbol?

[Lección 2]


Título original en inglés, “Seasons in Our Lives”, en Christian Woman, 26[2]:29. Traducido con permiso de Gospel Advocate, Nashville, TN 37210.