Lo que el Señor Es para Mí

Roby Ellis

[Lectura bíblica recomendada: Salmos 18:1-6].

Introducción

A. Los hebreos frecuentemente nombraban a sus hijos con frases que tenían la intención de glorificar al Dios de Israel.

B. Veamos a algunas personas cuyos nombres y vidas declararon algo especial en cuanto al Dios que servían.

I. Elías: “Mi Dios es Jehová”.

A. Elías demostró tener fe fuerte en el Señor su Dios (1 Reyes 17:3-5; 18:1-2; Santiago 5:16-17).

B. Elías fue celoso de Jehová su Dios (1 Reyes 18:17-40; 19:10,14).

C. Como Juan el Bautista, nosotros debemos salir al mundo con el espíritu de Elías (Lucas 1:17).

II. Ezequías: “Jehová es mi fortaleza”.

A. Se requirió mucha fortaleza para hacer las reformas que este rey tuvo que hacer (2 Reyes 18).

B. También se requirió mucha fortaleza para enfrentar la amenaza de los asirios (2 Reyes 18:28et.seq.; 2 Crónicas 32:1-8).

III. Miqueas: “¿Quién es como Jehová?”.

A. Miqueas preguntó, “¿Qué Dios como tú…?” (Miqueas 7:18).

B. Ciertamente, nuestro Dios no tiene comparación (Miqueas 7:18-20; cf. Isaías 44:6-8).

IV. Jesús: “Jehová es salvación”.

A. Jehová fue la salvación de Israel (Éxodo 14:30).

B. A través de Jehová, hoy tenemos la única esperanza de salvación en Jesucristo (Mateo 1:21; Lucas 19:10; Hechos 4:9-12).

Conclusión

A. Incluso si Jehová no es su Dios y fortaleza hoy, un día será su Juez (Apocalipsis 20:12).

B. Si se somete a Dios, Él será todo para usted.