“Lo que Dios Juntó, No lo Separe el Hombre”

por Roby Ellis

[Lectura bíblica recomendada: Marcos 10:9].

Introducción

A. Hay cosas que Dios ha juntado que el hombre no tiene poder absoluto de separar (Romanos 8:35-39; Juan 10:28).

B. Hay otras cosas que Dios ha juntado que el hombre ha tratado de separar incluso cuando no tiene autoridad de hacerlo.

I. Dios ha juntado el cuerpo y el espíritu.

A. La vida comienza cuando el cuerpo y el espíritu se unen (Génesis 2:7), y la muerte ocurre cuando el espíritu se separa del cuerpo (Santiago 2:26; cf. Génesis 35:18; Lucas 23:46).

B. Dios ha condenado el homicidio en todas sus formas desde el principio (Génesis 4:8-13; 9:6; Éxodo 20:13; Mateo 5:21-22) ya que esto es una usurpación de Su autoridad.

II. Dios es el que junta al varón y la mujer en matrimonio.

A. Esta unión también se remonta al principio (Génesis 2:24; Mateo 19:4-5).

B. Moisés permitió que los israelitas repudiaran a sus esposas bajo ciertas condiciones (Deuteronomio 24:1-4; cf. Mateo 19:8-9).

C. Ya que Dios ha realizado esta unión, solamente Él tiene el poder de disolverla (Mateo 19:6).

III. ¿Qué otras cosas ha juntado Dios?

A. Dios ha juntado la fe y las obras en Su plan de salvación eterna para el hombre (Santiago 2:14-26), y ha juntado el bautismo con la salvación (Hechos 2:38; 22:16; 1 Pedro 3:21).

B. Dios ha juntado a Su cuerpo—la iglesia (1 Corintios 6:17; 12:13; Colosenses 2:19), y por eso no se puede tolerar la división (1 Corintios 1:10).

Conclusión

“Por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre”.