La Necesidad de Liderazgo

por Roby Ellis

[Lectura bíblica recomendada: Lucas 22:31-34].

Introducción

A. Al saber que Satanás tentaría a todos los discípulos después de Su partida, el Señor oró por Pedro en particular.

B. La razón es que Pedro era un líder, y Jesús sabía que si la fe de Pedro salía victoriosa, muchos más serían fortalecidos.

I. Debemos recordar algunas cosas en cuanto a Pedro.

A. Pedro siempre fue un vocero principal (Mateo 16:16; 17:4,24-27; Marcos 8:32; Juan 13:8).

B. Pedro fue impulsivo (Marcos 14:29-31; Juan 1:42; 18:10).

C. Pedro siempre estuvo al frente (Mateo 10:2; 17:1; Marcos 14:37; Lucas 6:14; Juan 21:3; Hechos 1:13).

II. Los discípulos necesitaban liderazgo firme para los problemas que se acercaban.

A. Jesús les había advertido repetitivamente en cuanto a los problemas que vendrían (Mateo 10:16,22-23,28; 20:22-23; 24:5).

B. Pedro proveyó la clase de liderazgo que la iglesia primitiva necesitaba (Hechos 4:18-31; 5:12-16,27-32).

C. Aunque no era infalible (Gálatas 2:11-13), nadie puede poner en duda la dedicación de Pedro.

III. El pueblo de Dios siempre ha necesitado liderazgo firme.

A. En el Antiguo Testamento, los hombres como Moisés (Hechos 7:34-36), David, Ezequías y Nehemías surgieron en el momento adecuado.

B. La iglesia del Señor necesita líderes fuertes hoy.

C. La iglesia del Señor necesita líderes fuertes mañana.

Conclusión

Ciertamente, todos debemos trabajar juntos bajo la dirección de Jesús mientras nos guía a través de Su Palabra, pero también necesitamos a aquellos que levanten la bandera y animen a otros a pelear la buena batalla de la fe (1 Timoteo 6:12).