La Manera de Tener un Mejor Corazón

Roby Ellis

Introducción

En el Sermón del Monte, Jesús señaló la necesidad de hacer un autoanálisis para mejorar nuestros corazones.

I. En vez de simplemente tratar de mejorar nuestro comportamiento externo, debemos cambiar el corazón que produce tal comportamiento.

A. No es suficiente no matar; necesito un corazón que busque activamente la reconciliación con mi prójimo (Mateo 5:21-24).

B. No es suficiente abstenerme del adulterio; necesito un corazón que no admita la lascivia (Mateo 5:27-30).

C. No es suficiente cumplir las promesas que hago; necesito tener la clase de vida que hará que la gente confíe en mí (Mateo 5:33-37).

D. No es suficiente no hacer daño a alguien que me ha hecho daño; necesito un corazón que esté dispuesto a sufrir (Mateo 5:39-42).

E. No es suficiente ser amable con los que amo; necesito un corazón que demuestre amor genuino hacia mis enemigos (Mateo 5:43-48).

II. Cuando el corazón es saludable, el cuerpo también mostrará señales de salud.

A. Haremos buenas obras, pero no para recibir la alabanza de los hombres (Mateo 6:1-4; Hechos 5:3-4).

B. No nos preocuparemos por cosas que están fuera de nuestro control (Mateo 6:25-34).

C. No juzgaremos de manera hipócrita (Mateo 7:1-5).

D. Podremos atravesar las tormentas de la vida (Mateo 7:24-27).

Conclusión

A. ¿Tiene una mano o un ojo que le causa tentación (Mateo 5:29-30)?

B. La enfermedad del corazón es demasiado seria como para ignorarla, y no desaparecerá por sí misma. Siga la receta del Gran Médico para tener un corazón más saludable.