EB Global: Enfoque Bíblico / Bible Focus
Un sitio bilingüe con perspectiva bíblica / A bilingual site with a biblical focus

Artículos

ARTÍCULOS DE INVESTIGACIÓN

 

La Hija de Jefté

Pregunta:

“He leído Jueces 11:29-33 y tengo problemas en entender lo que este texto quiere decir. Jefté hizo un voto a Jehová, que sí Él le daba la victoria en la batalla contra los amonitas, entonces ofrecería en holocausto a Jehová lo primero que saliera de su casa a recibirle después de la batalla. ¿Estuvo Jefté hablando de un sacrificio humano o animal ante Dios—ya que sabemos que su hija fue quien salió a recibirle?”.

Respuesta:

El voto de Jefté ha sido motivo de controversia por mucho tiempo. Básicamente, hay dos enfoques opuestos—uno sugiere que Jefté ofreció literalmente a su hija como holocausto ardiente, y el otro sugiere que ella fue dedicada a una vida completa de celibato en servicio a Dios.

Dios escogió a Jefté como juez en Israel para liberar a los israelitas de la opresión de los amonitas (Jueces 11:29). Además, Dios estuvo involucrado directamente como Aquel a Quien se hizo la promesa y al menos involucrado indirectamente a través de Su providencia en la cadena de eventos que dio como resultado la aplicación del voto de Jefté en su hija. Por ende, la conclusión a la cual se llegue también afectará nuestro enfoque en cuanto a Dios.

Según Keil y Delitzsch, la construcción verbal del voto implica que, independientemente del individuo a quien se aplicara al final, el sujeto de tal voto era un ser humano, no un animal (Keil y Delitzsch, s.d.). Parece que Jefté también determinó que la casualidad y la providencia seleccionaran la aplicación inmediata en su regreso a casa.

La hija de Jefté asumió las consecuencias del voto de su padre, solamente requiriendo que se le permitiera dos meses para descender por los montes y llorar su virginidad. Después de su regreso a casa, se cumplió el voto. La clave para entender la manera en que el voto se cumplió es el siguiente enunciado: “…volvió a su padre, quien hizo de ella conforme al voto que había hecho. Y ella nunca conoció varón” (Jueces 11:39). La Escritura revela: (1) que el voto de Jefté se llevó a cabo, y (2) que el cumplimiento involucraba la virginidad perpetua de la hija de Jefté. “Llorar por la virginidad de alguien no significa llorar porque se tenga que morir siendo virgen, sino porque se tiene que vivir y permanecer siendo virgen” (Keil y Delitzsch, cf. Jueces 11:39-40). Así que se debe concluir que el cumplimiento del voto era el sacrificio espiritual de la hija de Jefté a través de su dedicación constante al servicio de Dios, en vez de un sacrificio humano ardiente. Los cristianos entendemos el concepto del sacrificio espiritual (Romanos 12:1-2).

Adicionalmente, note que la Ley Mosaica proveía redención para los primogénitos, como también para las personas afectadas por algún voto (Números 18:15-16; Levítico 27:1et.seq.). Por tanto, no era extraño usar la fraseología que Jefté usó (“ofrecer en holocausto”) con referencia a las personas, ya que se entendía que la ejecución real del voto preveía alguna clase de redención. Es decir, cuando se aplicaba a personas, en lugar del holocausto, la redención cumplía el requerimiento del voto de un sacrificio.

Keil y Delitzsch también argumentaron que la traducción adecuada de “endechar” en el versículo 40 es “alabar” (s.d.). Algunas versiones, como La Biblia de las Américas, reflejan este entendimiento y registran que las hijas de Israel “conmemoraban” o “celebraban” a la hija de Jefté cuatro días al año. Adam Clarke sugirió que se debe traducir la palabra como “consolar”, y que se debe entender que las hijas de Israel consolaban a la hija de Jefté cada año (Clarke, 1832). Era común en el judaísmo la dedicación a Jehová que alejaba a las personas de sus familias con el fin de rendir servicio especial a Dios (e.g., el niño Samuel, 1 Samuel 1:11; Ana, Lucas 2:36-37).

El enfoque que sugiere que Jefté realmente haya matado a su hija o pedido que un sacerdote lo hiciera para ofrecer un sacrificio humano es repulsivo; el ofrecimiento de sacrificios humanos era una característica de las naciones paganas, y Dios lo prohibió estrictamente a los israelitas. “No solamente se prohibía los sacrificios humanos en la ley bajo pena de muerte como una abominación delante de Jehová (Levítico 18:21; 20:2-5; Deuteronomio 12:31; 18:10), sino nunca se oyó de tales cosas entre los israelitas en sus comienzos, y solamente llegaron a Jerusalén en tiempos de reyes malos como Acab y Manasés” (Keil y Delitzsch).

Otros escritores han supuesto que Jefté se equivocó al hacer el voto e intentar ofrecer un sacrificio humano (e.g., Albert Barnes y Matthew Henry). Jamieson, Fausset y Brown sugirieron que Jefté hizo un voto apresurado de un sacrificio humano, pero que en vez de tal sacrificio, su hija permaneció como una virgen perpetua en servicio especial a Dios (s.d.)

Sin embargo, la razón nos manda a estar de acuerdo con la conclusión que el Diccionario Bíblico de Easton presenta en cuanto al voto de Jefté:

[T]eniendo en consideración la piedad conocida de Jefté como un verdadero adorador de Jehová, su familiaridad evidente con la Ley de Moisés en la cual tales sacrificios eran abominables (Lv. 18:21; 20:2-5; Dt. 12:31), y el lugar que ocupa en el rol de los héroes de la fe en la Epístola a los Hebreos (11:32), nosotros estamos forzados a concluir que ella [su hija] solamente estuvo destinada al celibato perpetuo (Easton, 1996).

Referencias

Clarke, Adam (1832), El Comentario de Adam Clarke [The Adam Clarke Commentary], sobre Jueces 11, Study Light, http://www.studylight.org/commentaries/acc/view.cgi?bk=6&ch=11.

Easton, M.G. (1996), Diccionario Bíblico de Easton [Easton’s Bible Dictionary] (Oak Harbor, WA: Logos).

Jamieson, Robert,  A. R. Fausset y David Brown (sine data), Comentario Crítico y Explicativo de Toda la Biblia [Commentary Critical and Explanatory on the Whole Bible], sobre Jueces 11, Bible Study Tools, http://www.biblestudytools.com/commentaries/jamieson-fausset-brown/judges/judges-11.html.

Keil, Carl y Delitzsch, Franz (sine data), Comentario de Keil y Delitzsch sobre el Antiguo Testamento [Keil & Delitzsch Commentary on the Old Testament], sobre Jueces 11, Study Light, http://www.studylight.org/commentaries/kdo/view.cgi?bk=6&ch=11.