La Conversión Verdadera

Roby Ellis

[Lectura bíblica recomendada: Romanos 12:1-2].

Introducción

A. “Conversión” es el proceso de tomar algo inservible en su forma presente y transformarlo en algo útil.

B. Cuando nos apartamos de la iniquidad y experimentamos la conversión verdadera, llegamos a ser útiles para el servicio del Señor  (2 Timoteo 2:19-21).

Exposición

I. Todos necesitamos la conversión.

A. Antes de la conversión, no somos útiles para Dios (cf. Filemón 10-11).

B. Si nunca llegamos a la conversión verdadera, todo lo bueno que podamos hacer no significa nada (Mateo 7:21-23).

C. Una vez que pecamos, no podemos entrar al reino de Dios de esa manera (Mateo 18:3; Juan 3:5; 1 Corintios 15:50-54).

II. ¿Cuáles son los requerimientos de la conversión verdadera?

A. La conversión requiere fe (Hebreos 11).

B. La conversión requiere cambio (Hechos 3:16; 26:15-20).

C. La conversión requiere obediencia (Mateo 13:15; Romanos 12:1-2).

D. La conversión requiere negación (2 Corintios 3:16; 1 Tesalonicenses 1:9).

E. La conversión requiere operación (Colosenses 2:10-13).

III. Siempre hay evidencia cuando ocurre la conversión verdadera.

A. Nuestras acciones evidencian nuestra conversión verdadera (Mateo 3:8; Hechos 26:20).

B. Cuando alguien llega a la conversión, toma tiempo para estudiar la Palabra de Dios (2 Timoteo 2:15).

C. El alma convertida desea pasar tiempo con aquellos que comparten la misma fe (Romanos 1:11; Colosenses 2:5; 1 Tesalonicenses 3:6; Filemón 22).

D. Cuando alguien llega a la conversión, esto se evidencia a través de su conducta y forma de hablar (Efesios 4:17-32; 1 Pedro 4:1-5).

IV. Considere las maravillas de la conversión verdadera.

A. Dios puede cambiar a cualquiera (Hechos 13:12; 18:8; Filipenses 4:22).

B. Dios puede usar a cualquiera (Jueces 6:14-15; Mateo 1:5).

C. Los que reciben más perdón estarán generalmente dispuestos a amar más (Lucas 7:36-47).

Conclusión

A. ¿Ha llegado a la conversión verdadera en Cristo?

B. Una vez que llegue a la conversión, ¡nunca regrese atrás (cf. Gálatas 4:8-11)!

C. Si se ha apartado, regrese mientras haya tiempo (Lucas 22:32).

D. El proceso de conversión comienza con un paso que puede tomar hoy.