La Confianza en la que Nos Apoyamos

Roby Ellis

[Lectura bíblica recomendada: 2 Reyes 18:19-22].

Introducción

A. Cuando los oficiales asirios hablaron con los representantes de Ezequías fuera de Jerusalén, les aconsejaron a rendirse pacíficamente, y preguntaron: “¿Qué confianza es esta en que te apoyas?”.

B. Aunque los asirios pensaron que los judíos solamente tenían un sentimiento falso de seguridad, Dios hizo que los asirios huyeran.

I. El mundo pone su confianza en los lugares equivocados.

A. Pone su confianza en las cosas materiales (Mateo 6:19; cf. 1 Samuel 17:33-39).

B. Pone su confianza en los números grandes (cf. Éxodo 23:2; Mateo 7:13-14).

C. Pone su confianza en carne y sangre (Mateo 15:13-14; Gálatas 6:13).

D. Pone su confianza en sentimientos inestables (cf. Proverbios 16:25).

II. ¿Dónde debemos poner nuestra confianza?

A. Debemos poner nuestra confianza en las cosas celestiales, no en las físicas (Mateo 6:20; Colosenses 3:2; 1 Timoteo 4:7-8; Santiago 5:2-3).

B. En vez de confiar en grandes números, debemos confiar en Dios (Efesios 4:5-6; Romanos 8:31).

C. Debemos poner nuestra confianza en la cruz (Gálatas 6:14).

D. Debemos poner nuestra confianza en la Palabra de Dios (1 Pedro 1:24-25).

III. El pueblo de Dios frecuentemente pone su confianza donde el mundo la pone.

A. Algunos ponen su confianza en ciudades amuralladas o en ídolos de madera y piedra (Deuteronomio 28:52; Isaías 44:14-17; Jeremías 5:17; 12:5).

B. Ponen su confianza en los números grandes en vez de en el Dios verdadero (Números 13:30-33; 2 Samuel 24:3).

C. Algunos quitan sus ojos de la cruz (Gálatas 2:20-21; 6:14).

Conclusión

A. Los cristianos deben ser personas que tengan confianza en Dios (Filipenses 4:13; 1 Juan 4:17).

B. ¿Dónde ha puesto su confianza?