Escoja el Gozo: Filipenses 4:4-9

La manera de desarrollar gozo en la vida

La mayoría de nosotros disfruta sonreír y reír. Pocas personas son como W.C. Fields, quien dijo: “Sonría al comienzo de la mañana y ponga fin a eso”.

Hay muchos versículos (especialmente en Proverbios) que hablan del corazón alegre (e.g., Proverbios 15:15). Es claro que Dios quiere que seamos felices. Ahora, esto no es nuestra meta principal; nuestra meta principal es ser fieles. Pero podemos ser fieles y felices al mismo tiempo si nos regocijamos en el Señor.

En Filipenses 4:4-9, el apóstol Pablo registró lo que se debe hacer para desarrollar una sonrisa interna, incluso cuando las cosas externas no garantizan una sonrisa. Él declaró que debemos escoger el gozo al…

Regocijarnos en el Señor (vs. 4).

Observe que la actitud mental positiva comienza con el gozo en el Señor. Considere las bendiciones grandiosas y únicas que tiene en Jesucristo. Esto le ayudará a tener una buena perspectiva en la vida. La palabra “gozo” se encuentra algo de 160 veces en la Biblia.

Cultivar relaciones humanas (vs. 5).

En cuanto a las relaciones personales, Pablo escribió: “Vuestra gentileza sea conocida de todos los hombres”. ¿Cómo pudo Jesús soportar la cruz “por el gozo puesto delante de él” (Hebreos 12:2)? En parte, porque Jesús sabía que siempre había sido gentil con la gente. Jesús podía haber llamado a muchas legiones de ángeles (Mateo 26:53), pero trató de cultivar relaciones humanas, y Él sabía que la animosidad de Sus enemigos y la traición de Sus discípulos se debían a la ignorancia. Así que fue gentil, delicado y razonable.

Evitar el afán (vs. 6).

Note que en este versículo Pablo:

  1. Prohibió el afán.
  2. Prescribió la oración.
  3. Prometió paz.

Ser agradecidos por lo que tenemos (vs. 6).

Agradezca por lo que tiene. Ore con acción de gracias. La palabra “gracias” (o palabras relacionadas) se encuentra más de 50 veces en el Nuevo Testamento.

Descansar en la paz de Dios (vs. 7).

No se encuentra la frase “paz de Dios” en ningún otro lugar del Nuevo Testamento, aunque se puede encontrar “Dios de paz” nueve veces. Esta puede ser la paz que Dios provee, o la paz que tenemos con Dios—debido al perdón de nuestros pecados. O puede ser incluso algo más profundo, ¡como la paz que la Deidad goza!

Controlar nuestros pensamientos (vs. 8).

Note que Pablo escribió: “…en esto pensad”. Debemos tener cuidado de lo que pensamos. Si pensamos en el pecado, cederemos. Si pensamos en los temores, nos afanaremos. Si pensamos en los problemas, nos desalentaremos. Si pensamos en nuestras limitaciones, seremos pesimistas.

Controlar nuestro comportamiento (vs. 9).

Observe que Pablo escribió: “Lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis y visteis en mí, esto haced” (énfasis añadido). La obediencia es lo que realmente importa. La vida de gozo y comunión con Dios se basa en la sumisión a Su voluntad.

¡Escoja el gozo en el Señor!


Título original en inglés, “Choose Joy”, en Droplets of Living Water, 27 de febrero, 2013. Traducción por Moisés Pinedo.


Foto: © www.pixabay.com.