¿Es Correcto Llamar “Pastor” al Predicador?

Louis Rushmore

Pregunta:

“¿Es correcto llamar ‘pastores’ a los predicadores (aunque no sean ancianos) ya que se usa poimaino en 1 Corintios 9:7 en relación a la predicación del evangelio, y por ende, puede hacer referencia a pastorear en este sentido? Hechos 20:28 también usa poimaino al hablar del trabajo de los ancianos, y en Efesios 4:11 se traduce poimen como ‘pastores’”.

Respuesta:

Primera a los Corintios 9:7 dice, “¿Quién fue jamás soldado a sus propias expensas? ¿Quién planta viña y no come de su fruto? ¿O quién apacienta el rebaño y no toma de la leche del rebaño?”. En el contexto el apóstol Pablo estaba abordando la razón por la cual él y otros predicadores del Evangelio podían recibir sostenimiento financiero de la iglesia (1 Corintios 9:1-14). Se traduce la palabra “apacentar” del verbo griego poimaino, que también aparece en Hechos 20:28 y Pedro 5:1-2, donde el contexto se relaciona a los ancianos. La palabra “pastores” aparece en Efesios 4:11, y se traduce del sustantivo griego poimen.

Hechos 20:28 y 1 Pedro 5:1-2 describen la función de los ancianos con el verbo griego poimaino. Ningún otro verbo en esos dos contextos define la función de los ancianos. Sin embargo, el verbo poimaino también aparece en contextos donde no se hace referencia a ancianos ni predicadores; es decir, aparece en el sentido ordinario, haciendo referencia a un pastor literal de ovejas literales u otros animales (Lucas 17:7). El contexto de 1 Corintios 9:7 usa varias ilustraciones en el proceso de señalar la relación entre el servicio y la recepción de bienes debido al servicio—un soldado y su pago, un agricultor y el fruto, y un pastor y la leche del ganado. Si alguien argumentara que 1 Corintios 9:7 indica que se debe llamar “pastores” a los predicadores, también debería concluir que se les debe llamar soldados y granjeros. Aunque estas ilustraciones también son válidas (y también guardan paralelo con el trabajo del predicador), nadie haría referencia ordinariamente a los predicadores con las designaciones “soldados” o “granjeros”. Hacer referencia a los predicadores como “pastores” carece de evidencia bíblica substancial y genera confusión innecesaria.

Además, el mundo denominacional usa la palabra “pastor” en conexión con los predicadores como un título en vez de una descripción de lo que el predicador hace. Los cristianos no deben usar títulos religiosos (Mateo 23:7-10). Por ende, no hay razón buena ni autoridad bíblica para usar el término “pastor” para un predicador del Evangelio.


Título original en inglés, “Calling a Preacher ‘Pastor’”, en Gospel Gazette, 13[8]:16. Traducción editada por Moisés Pinedo.