El Perdón

Roby Ellis

[Lectura bíblica recomendada: Levítico 19:18].

Introducción

A. Aunque sabemos que debemos perdonar a otros si queremos que Dios nos perdone, frecuentemente el mundo nos convence a buscar venganza.

B. Para entender mejor el espíritu del perdón, podemos considerar la manera en que Dios perdona.

Exposición

I. ¿Cómo perdona Dios?

A. Primero, Dios es misericordioso (Nehemías 9:17; Nahum 1:3; 2 Pedro 3:9).

B. Por otra parte, Él ha prometido juzgar “al mundo con justicia” (Hechos 17:31; cf. Nahum 1:1-2; 2 Pedro 3:10).

C. En el proceso de la reconciliación, Dios ha dado el primer paso (Romanos 5:6-8; 1 Juan 4:19).

D. Dios perdona a pesar de nuestra incapacidad de corresponder a Su generosidad (Romanos 4:1-8; Efesios 2:4-9; Tito 3:4-5).

E. Dios perdona tan frecuentemente como nos arrepintamos (2 Crónicas 7:12-15).

F. Dios no recuerda más nuestros pecados cuando nos arrepentimos (Hebreos 8:12; Salmos 103:12).

II. ¿Cómo debería perdonar?

A. Como Dios, debo ser paciente (Efesios 2:1-3; Santiago 1:18).

B. Debo estar dispuesto a perdonar a todos los que pecan contra mí (Mateo 6:12-15; 18:35; Efesios 4:32; Hechos 7:60).

C. Cuando me hacen daño, siempre debería tomar el primer paso hacia la reconciliación (Mateo 5:23-24; 18:15-17).

D. Debo tratar de olvidar lo que he perdonado (2 Corintios 2:7).

E. Como el Padre, debo estar dispuesto a perdonar tantas veces como me ofenden (Mateo 18:22; Lucas 17:4).

Conclusión

A. Si quiero ser perdonado, siempre debo demostrar un espíritu de amor y misericordia que está listo a perdonar.

B. Si necesita el perdón de Dios, ¿qué espera? Dios ha dado el primer paso, ¡y ahora está esperando que usted lo haga!