EB Global: Enfoque Bíblico / Bible Focus
Un sitio bilingüe con perspectiva bíblica / A bilingual site with a biblical focus

Artículos

ARTÍCULOS DE INVESTIGACIÓN

 

El Dolor de la Pornografía

Un lector anónimo escribió: “No debería tener una persona el derecho de mirar o leer cualquier cosa? Si lo hace en la privacidad de su propio hogar y no daña a nadie, ¿cuál es el problema?”.

Esto expresa un punto de vista común de muchos hombres—y muchas mujeres. Consideremos a quién hiere el uso de la pornografía.

La Pornografía Perjudica al Usuario

La persona que lee y ve pornografía no sale ileso. Pablo escribió, “No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna” (Gálatas 6:7-8). Si Dios declara que se segará “corrupción” (fthora—“descomposición, i.e., ruina [espontánea o causada]”), ¿quién diría lo contrario?

Lo que una persona “siembra” en su mente determina la manera en que actúa. Salomón escribió, “Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él” (Proverbios 23:7), y “Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida” (Proverbios 4:23). Alguien observó, “Siembra un pensamiento, cosecha una acción. Siembra una acción, cosecha un carácter. Siembra un carácter, cosecha un destino”. Así como en el caso del alcohol y las drogas, la pornografía es adictiva y progresiva. Es innegablemente adictiva. El porcentaje de gente adicta a la pornografía está alcanzando cifras epidémicas [NOTA: Se puede encontrar una gran parte de esta investigación en inglés en www.provenmen.org. Nosotros no respaldamos todo el contenido de este sitio Web, pero tiene mucha información adicional útil]. Según una encuesta de la MSNBC.COM, el 10% de las personas que respondieron indicó tener adicción al sexo o a la pornografía por Internet. Otros cálculos varían desde el 3-8%, lo cual indica que aproximadamente 9 millones de norteamericanos son adictos a la pornografía (y el número puede ser tan alto como 29 millones—Encuesta…, 2001). [Se cree que la encuesta de la MSNBC es el estudio en Internet más grande sobre la sexualidad en línea que se realizó  a principios del siglo XXI. Más de 38,000 usuarios respondieron a la encuesta. Las encuestas de este sitio Web son auto-seleccionadas y no-científicas, no son las muestras al azar que las organizaciones de encuestas utilizan. En 1999, el Concilio Nacional sobre la Compulsión por la Adicción Sexual estimó que el 6-8% de norteamericanos es adicto al sexo (Cooper, et.al., 1999, 6[2]:79-104). Incluso la cifra más conservadora indica que el índice de adictos al sexo es el 3-6% (Schneider, 2000). La adicción al sexo no es un problema específico solamente de los hombres—como se puede imaginar. La mitad de los adictos al sexo en línea está compuesta de hombres, y la otra mitad de mujeres, siendo los hombres los que prefieren las fotografías pornográficas y las mujeres los lugares de conversación sexualmente explícitos (aunque el 23% de las mujeres prefieren las fotos) [Adicción…, 2000—investigación basada en la encuesta que el Dr. Alvin Cooper y otros realizaron en 1998 a 9,265 adultos].

¿Por qué es adictiva la pornografía? Aparte de lo obvio—es decir, que satisface parcialmente el instinto sexual humano—el Dr. Alvin Cooper, director clínico del Servicio Marital y Centro de Sexualidad de San José en San José, California, descubrió que la gente se involucra en actividades sexuales en línea para escapar de sus rutinas diarias, explorar fantasías, aliviar el estrés y “sazonar” sus vidas sexuales.

La pornografía es adictiva ya que el usuario necesita cada vez más para satisfacer su deseo. Esto comienza como algo pequeño que parece ser inofensivo. Luego crece y se transforma en lo que alguien ha descrito como “un picazón en la mente”. Nunca desaparece. Siempre pide que se le rasque, prometiendo alivio. Sin embargo, rascarse causa dolor e intensifica la picazón. La pornografía es progresiva, al punto de requerir más tiempo y perversiones más obscenas—clases más extremas de pornografía. El usuario necesita material más violento y sexualmente más impactante para lograr cada vez el mismo nivel de excitación. Por ejemplo, la “pornografía en traje de baño” conduce a fotos más atrevidas, luego a fotos de mujeres cada vez más jóvenes. Finalmente, esto puede dar como resultado el interés en el sexo con niños y animales, e incluso el interés en “películas de violación” donde el acto sexual termina en el homicidio.

La Pornografía Perjudica a las Mujeres

El mandamiento bíblico que prescribe que el hombre honre a la mujer (1 Pedro 3:7) tristemente se ha perdido en el mundo moderno. El Centro Nacional de la Víctima ahora calcula que al menos una mujer es violada en los Estados Unidos cada 46 segundos (vea “El Plan…”, s.d.). ¿Por qué tantas violaciones? Muchos expertos creen que la causa es el aumento del uso de la pornografía.

  • La exposición a la pornografía aumenta la tendencia a creer que a las mujeres les gusta ser lastimadas, humilladas o forzadas a hacer cosas que no quieren hacer, o pretender ser forzadas a hacer cosas que realmente quieren hacer. Los investigadores reportaron que en el campo del cine violento y/o pornográfico, la exposición a películas clasificadas como X y R causaron que los estudiantes universitarios pierdan la sensibilidad ante la violación y la violencia, y que acepten más el mito de la violación que propone que las mujeres dicen “no” cuando realmente quieren decir “sí” (Linz, et.al., 1989, 15:509-522).
  • El Dr. Sal Pellicano, capellán de la prisión veterana del sistema de prisiones de Florida, North Carolina y New Jersey, reportó que durante su labor de 15 años, todos los presos que conoció, que habían sido encarcelados por crímenes sexuales, eran usuarios de pornografía (Benson, 2002).
  • Una investigación de la Universidad de New Hampshire reveló que los estados de Norteamérica con el índice más alto de lectores de revistas pornográficas tales como Playboy y Hustler también tienen el índice más alto de violaciones. Los investigadores Murray Straus y Larry Baron también descubrieron “una correlación inusual alta” entre la lectura de revistas pornográficas y el índice de violación en todos los estados de Norteamérica. Ellos declararon, “El hecho que la lectura de revistas pornográficas está correlacionada fuertemente y consistentemente con la violación sostiene la teoría que la pornografía endorsa actitudes que aumentan la probabilidad de violación” (citado en El Poder de Uno, s.d., p. 4).

La Pornografía Perjudica a los Niños

  • La Especialista en Desarrollo Humano, Dra. Shirley O’Brien de la Universidad de Arizona, descubrió que la pornografía infantil victimiza alrededor de 600,000 niños en los Estados Unidos cada año. Frecuentemente las víctimas son niños tan menores como de tres años hasta los 18 años (O’Brien, 1992).
  • El 77% de los que acosaban a niños dijo que usaba regularmente pornografía pesada; el 87% de los que acosaban a niñas dijo que usaba pornografía pesada (“El Plan…”, s.d.).
  • El típico acosador de niños en serie abusará de más de 360 víctimas durante toda su vida. Usualmente podrá abusar de 30-60 niños antes que sea arrestado por primera vez (“El Plan…” s.d.).
  • El 74% de las jóvenes adolescentes que tuvo sexo antes de la edad de 14 años reportó que fue involuntario (“Sexualidad…”, 2001, 107[1]:191-194).
  • Se estima que una de cada tres jovencitas y uno de cada siete jovencitos son acosados sexualmente para la edad de 18 años (“El Plan…”, s.d.).
  • El 20% de niños que usan salas de conversación en-línea ha sido contactado por pedofílicos (Bamber, 2000).
  • El 30% de jovencitas experimentó acosamiento sexual en una sala de conversación en línea, y solamente el 7% informó a sus padres acerca del acosamiento, debido al temor que sus padres le negaran el acceso al Internet (“El Efecto…”, 2001).
  • El 89% de solicitaciones sexuales se realiza en salas de conversación en-línea o mensajes instantáneos. A propósito, 13 millones de adolescentes en los Estados Unidos usan mensajeros instantáneos (Famer, 2005, 40[6]:48-63), y el 25% de adolescentes participa en conversaciones en vivo (Hughes, 2008, p. 8).
  • El 95% de adolescentes de 15 a 17 años usa el Internet; el 83% tiene acceso al Internet en sus casas; y el 29% tiene acceso en sus cuartos (Rideout, 2001, p 4). Solamente el 33% de adolescentes tiene servicio de filtración de Internet en sus casas, y el 43% de adolescentes no tiene reglas concernientes al uso del Internet (“Los Adolescentes…”, 2007).
  • El 53% de adolescentes ha sido expuesto a material pornográfico en el Internet (“Estadística…”, s.d.); el 35% de jovencitos de 10-17 años de familias que tienen computadoras (y el 24% de todos los jovencitos de 10-17 años) dice que ha visitado un sitio Web pornográfico (“Encuesta…”, s.d.).
  • El 91% de la primera exposición a la pornografía de los adolescentes fue durante actividades comunes, tales como la investigación para proyectos escolares o la exploración en la Web para obtener alguna otra información. Para atraer a los adolescentes con el fin que ellos lleguen a ser consumidores futuros, frecuentemente los sitios Web pornográficos se ocultan al usar términos comunes de búsqueda que los jóvenes usan, tales como los nombres de equipos populares, programas de TV, estrellas de acción e incluso de la Casa Blanca de los Estados Unidos. Una vez que son expuestos a la pornografía, los adolescentes frecuentemente la buscan otra vez, y muchos finalmente llegan a ser adictos.
  • Algunos consejeros estiman que la edad promedio de exposición a la pornografía pesada es ahora ocho años y medio para los niños, y once años para las niñas (Estadística…”, s.d.). Enfoque a la Familia reporta que la edad promedio de primer contacto con la pornografía para los varones bajó de 11 a cinco años de edad (“Estadística…”, s.d.).
  • Los niños pasaron el 64.9% más de tiempo en sitios pornográficos de lo que pasaron en sitios de juegos en septiembre de 2000. Adicionalmente, el 27% de jovencitos de 17 años, y menores, visitaron un sitio Web para adultos, de los cuales el 21% tenía 14 años o menos, y el 40% era mujeres (“El Reporte…”, 2000).
  • Según la Comisión de Investigación Nacional del Ministro de Justicia sobre la Pornografía (1970 y 1986), los adolescentes de edad de 12-17 años están entre los grupos más expuestos a la pornografía.
  • La UNICEF reporta que cada año se fuerza a un millón de niños a practicar la prostitución y producir pornografía (“El Plan…”, s.d.). Se reporta que los niños desaparecen a un ritmo de 750,000 por año, 62,500 por mes, 14,423 por semana, 2,054 por día y 85 por hora, o 3 niños cada 2 minutos (“Victimismo…”, 2000).

La Pornografía Perjudica a la Sociedad

Los “asesinos por placer” matan aproximadamente a 3,500-5,000 personas cada año en los Estados Unidos (Bowen, 2007, p. 33). Muchos de ellos han sido incitados por la pornografía. En una entrevista justo antes de su ejecución, el asesino en serie Ted Bundy dijo,

Escuche, yo no soy un científico social, y no he hecho ninguna encuesta. No pretendo saber lo que John Q. Citizen piensa acerca de esto. Pero he vivido en una prisión por mucho tiempo. He conocido a muchos hombres que fueron motivados a cometer violencia EXACTAMENTE COMO YO. Sin excepción, e innegablemente, TODOS estaban involucrados en la pornografía. No hay duda en cuanto a esto. El propio estudio de la FBI sobre el homicidio en serie demuestra que el interés más común entre los asesinos en serie es la pornografía. Muchas personas decentes y con buenas intenciones condenarían el comportamiento de un Ted Bundy, pero entrarían a sus salas y pasarían al lado de un estante lleno de las mismas cosas que guían a muchos jóvenes al camino para convertirse en Ted Bundys. Déjeme decirle que hay muchos niños que juegan en las calles hoy y que serán asesinados mañana, y el próximo día, y el siguiente día, y el siguiente mes, ya que otros jóvenes están leyendo y viendo las clases de cosas que están disponibles actualmente en los medios de comunicación. [Para leer la entrevista completa con el Dr. James Dobson, vea “Adicción Fatal…”, s.d.].

¿Sorprende que la Biblia instruya a los cristianos a pensar en lo que es puro? Pablo escribió, “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad” (Filipenses 4:8, énfasis añadido; cf. 2 Corintios 10:5). Wayne Jackson ha señalado, “La pornografía, las películas sexualmente explícitas, etc.…, han preparado el terreno para muchos actos de violación, adulterio, incesto, homosexualidad y otros pecados igualmente viles… ¡Simplemente no podemos alimentarnos de lo impuro y esperar ser puros!” (cf. Mateo 5:28; 2 Pedro 2:14).

Referencias

“Adicción Fatal: La Entrevista Final de Ted Bundy” [“Fatal Addiction: Ted Bundy's Final Interview”] (sine data), Pure Intimacy, http://www.pureintimacy.org/piArticles/A000000433.cfm.

Adicción y Compulsión Sexual [Sexual Addition and Compulsivity] (2000), The Journal of Treatment and Prevention, primavera.

“Los Adolescentes y el Ciberacoso” [“Teens and Cyberbullying”] (2007), Concilio Nacional de Prevención de Crimen, encuesta de Harris Interactive, http://www.ncpc.org/resources/files/pdf/bullying/Teens%20and%20Cyberbullying%20Research%20Study.pdf.

Bamber, David (2000), “Pedofílicos Llaman a Un-Quinto de los Niños en la Red” [“Paedophiles calling a fifth of children on Net”], The Telegraph, http://www.telegraph.co.uk/news/uknews/1376742/Paedophiles-calling-a-fifth-of-children-on-Net.html.

Benson, Rusty (2002), “Pasiones Viles” [“Vile Passions”], AFA Journal, agosto.

Bowen, Kendra (2007), “La Percepción y Conocimiento del Homicidio en Serie y Masa entre los Oficiales del Departamento y Criminología Policial en Arlington y los Estudiantes de Ley Criminal en la Unviersidad de Texas en Arlington” [“The Perception and Knowledge of Serial and Mass Murder Between Officers at the Arlington Police Department and Criminology and Criminal Justice Students at the University of Texas at Arlington”], http://dspace.uta.edu/bitstream/handle/10106/569/umi-uta-1766.pdf?sequence=1.

Cooper, Alvin, Dana Putnam, Lynn Planchon y Sylvain Boies (1999), “Compulsión Sexual en Línea: Atrapados en la Red” [“Online Sexual Compulsivity: Getting Tangled in the Net”], Sexual Addiction & Compulsivity, abril-junio.

 “El Efecto de la Red: Las Jóvenes y los Nuevos Medios de Comunicación” (2001), Girl Scout Research Institute, encuesta de 1,246 adolescentes de 13-18 entre mayo y julio de 2001.

Encuesta del Cibersexo en Línea 2000 [2000 Online Cybersex Survey] (2001), http://findarticles.com/p/articles/mi_m0EIN/is_2001_July_19/ai_76624343/?tag=content;col1.

“Encuesta Muestra Entusiasmo Generalizado por la Alta Tecnología” [“Survey Shows Widespread Enthusiasm for High Technology”] (sine data), NPR, http://www.npr.org/programs/specials/poll/technology/.

“Estadística de la Adicción Sexual y la Pornografía” [“Statistics for Sexual Addition and Pornography” (sine data), Proven Men, http://www.provenmen.org/framework/index.php?page=need.

Farmer, Robert (2005) “Mensajes Instantáneos: ¡MI En-línea!” [“Instant Messaging: IM Online!”], Educause, http://www.educause.edu/EDUCAUSE+Review/EDUCAUSEReviewMagazineVolume40/InstantMessagingIMOnlineRU/158021.

Hughes, Donna (2008), Seguridad del Internet y los Niños [Internet Safety & Children], Departamento Policial de Dallas UT, http://www.utdallas.edu/police/documents/crimeprevention/Internet%20Safety%20&%20Children.pdf.

Linz, D., E. Donnerstein y S.M. Adams (1989) Insensibilización y Opiniones Fisiológicas en cuanto a las Víctimas Femeninas de la Violencia [Physiological Desensitization and Judgments about Female Victims of Violence], Human Communication Research.

O’Brien, Shirley (1992), Pornografía Infantil [Child Pornography] (Dubuque, IA: Kendall/Hunt).

“El Plan de Batalla Contra la Pornografía” (sine data), www.safefamilies.org, sermón.

El Poder de Uno [The Power of One] (sine data), Citizens for Community Values, investigación, http://www.ccv.org/wp-content/uploads/2010/04/Make_a_Difference_manual2.pdf.

“Reporte de NetValue sobre los Menores En-línea” [“The NetValue Report on Minors Online”] (2000), Business Wire, 19 de diciembre.

Rideout, Victoria (2001), Generación Rx.com [Generation Rx.com], Kaiser Family, http://www.kff.org/entmedia/loader.cfm?url=/commonspot/security/getfile.cfm&PageID=13719.

Schneider, Jennifer (2000), Concilio Nacional sobre la Adicción y Compulsión Sexual [National Council on Sexual Addiction and Compulsivity], octubre.

“Sexualidad, Anticoncepción y los Medios de Comunicación” [“Sexuality, Contraception, and the Media”] (2001), Academia Norteamericana de Pediatras, Pedriatics, enero.

“Victimismo En-línea: Un Reporte sobre la Juventud Nacional” [“Online Victimization: A Report on the Nation’s Youth”] (2000), NCMEC, 3 de abril.