El Catolicismo (Parte 3): María

Moisés Pinedo

[NOTA DEL EDITOR: Para leer la parte previa de este bosquejo, haga clic en Parte 2].

 

Introducción

A. Ninguna mujer en la historia destaca más que María. Su fama se debe al hecho que Dios la escogió para traer al mundo al Salvador y Mesías esperado por mucho tiempo—Jesucristo.

B. El deseo de saber más acerca del Señor ha guiado a muchos a poner un énfasis excesivo en los que estuvieron cerca de Él, y en las tradiciones en cuanto a ellos. Obviamente, María fue una de las personas que estuvo más cerca del Salvador.

C. El catolicismo ha elevado a María a un nivel más alto de lo que Dios ha querido (cf. Lucas 1:38).

I. ¿Fue María una mujer sin pecado?

A. Así como toda persona en el mundo (Ezequiel 18:20; Deuteronomio 24:16; Jeremías 31:30), María nació sin la contaminación de algún “pecado original”.

B. Así como toda persona que alcanza la edad de responsabilidad, María había pecado y tenía la necesidad de un Salvador (Salmos 14:3; 53:1-3; Lucas 1:47 [cf. Mateo 1:21]; Romanos 3:10,23).

C. A pesar de su imperfección humana, María fue una mujer piadosa y devota que halló gracia delante de Dios (Lucas 1:30).

II. ¿Fue María “virgen” durante toda su vida?

A. Todos los cristianos (o al menos los que creen que el registro bíblico es inspirado) están de acuerdo que María era virgen cuando el ángel de Dios le informó que había concebido del Espíritu Santo (Mateo 1:18; Lucas 1:34; Isaías 7:14).

B. Por otra parte, los relatos del nacimiento de Jesús sugieren una post-condición no virginal para María.

1. El término “hasta” (Mateo 1:25) en conexión con el término “antes” (Mateo 1:18) muy posiblemente enfatizan este hecho—especialmente cuando se considera que el autor escribió su registro (ca. 40 d.C. – 70 d.C.) después que hubieron sucedido los eventos de su registro.

2. El ángel del Señor amonestó a José a “recibir a María [su] mujer” (Mateo 1:20). Como Barnes señaló, esta frase significa “reconocerla como tal y tratarla como tal”.1

3. Aunque el uso del término “primogénito” en Mateo 1:25 y Lucas 2:7 no prueba por sí mismo que María tuvo otros hijos, esto añade peso al caso contra la virginidad perpetua de María.

C. Los registros de la presencia de los “hermanos y hermanas de Jesús” claramente contradicen la doctrina de la virginidad perpetua de María (Mateo 13:53-58; Marcos 3:31-35 [cf. Mateo 12:46-50]; Hechos 1:13-15; 1 Corintios 9:5).2

D. La relación sexual entre esposos es un privilegio y un deber conyugal (1 Corintios 7:3-5). De todo lo que sabemos en cuanto a María, es razonable concluir que ella, como una sierva obediente de nuestro Señor (cf. Lucas 1:38), también fue obediente en este respecto.

E. Demostrar que María tuvo más hijos de ninguna manera impugna su dignidad—como la doctrina católica de la virginidad perpetua sugiere indirectamente. La unión sexual dentro de los límites del matrimonio es santa (Hebreos 13:4; cf. Génesis 1:28).

III. ¿Es María la “Madre de Dios”?

A. La Deidad no está constituida de una familia física—con padres, madres, hijos e hijas—como algunos dioses de la mitología griega o romana (cf. Miqueas 5:2; Juan 1:1-2; Romanos 9:5; Gálatas 4:4; Colosenses 1:17; Hebreos 1:8; Apocalipsis 1:8).

B. María fue la madre de Jesús según la carne, no según el espíritu (Mateo 22:42-45 [cf. Lucas 1:38,46-47]; Romanos 9:5).

C. El Nuevo Testamento nunca hace referencia a María como la “madre” de Dios (cf. Lucas 1:38,48).

D. En el Nuevo Testamento nunca se adoró a María en razón de alguna maternidad divina (Lucas 1:26-38; 2:16-20; Mateo 2:11; Lucas 2:21-38; Hechos 1:14-26).

E. Jesús no dio preeminencia a María como madre de la Deidad (Mateo 12:49; Lucas 11:27-28; Juan 2:4).

F. Podemos proponer bíblicamente que (1) Jesús es Dios (Hebreos 1:8); (2) Dios se hizo carne (Juan 1:1,14); (3) por tanto, María fue la madre de Jesús según la carne (Romanos 9:5).

IV. ¿Intercede María por los cristianos?

A. El Nuevo Testamento nunca conecta a María con la Deidad o le concede un rol en la Deidad. La Deidad solamente está compuesta de Tres Personalidades (Mateo 3:16-17; 28:19; Juan 10:30; 17:21; Hechos 5:3-4).

B. María no está actualmente en el cielo donde Dios habita (Mateo 25:31-46; Juan 3:13; 14:1-3), intercediendo por los santos. En cambio, todos los muertos van a un lugar de espera que precede al cielo o al infierno (Lucas 16:19-31; Apocalipsis 20:13). En ese lugar no hay nada que los habitantes puedan hacer por los que están en la Tierra (cf. Lucas 16:27-31).

C. Jesús es el único Intercesor en nuestra salvación (Hechos 4:12; 1 Timoteo 2:5; Hebreos 7:25).

D. Jesús también es el único Intercesor en nuestras oraciones (Juan 14:13-14; 16:24 [cf. 16:15]).

E. La Biblia condena invocar a los muertos (Deuteronomio 18:10-13; 1 Crónicas 10:13-14; Isaías 8:19).

F. María misma necesitó intercesión (Lucas 1:47 [cf. Hebreos 7:25]; Romanos 3:23 [cf. 2 Corintios 5:18-19; Colosenses 1:20]).

V. ¿Ascendió María al cielo?

A. Este nuevo dogma católico, proclamado por Pío XII en 1950, no es consistente en cuanto a los detalles de la supuesta “ascensión de María”—no se sabe si María murió y ascendió al cielo, o si ascendió sin experimentar la muerte.3 Compárese con la claridad del registro bíblico de aquellos que “ascendieron” por voluntad de Dios (Hebreos 11:5 [cf. Génesis 5:24]; 2 Reyes 2:11; 1 Corintios 15:3-4; Hechos 1:9)

B. Jesús dijo que nadie ascendió al cielo aparte de Él (Juan 3:13 [cf. Lucas 16:19-31; Juan 14:1-3]).

C. Aunque la doctrina de la “asunción” implica que María ya ha experimentado un “cambio glorioso”, la transformación de los santos se dará a la venida del Señor (1 Corintios 15:52).

D. Los apóstoles y profetas del Nuevo Testamento fueron guiados a toda la verdad (Juan 16:13), sin embargo, no registraron la “verdad” de la asunción de María.

E. En vista de la promulgación reciente de este dogma (1950) y de la condena para aquellos que la niegan4, es interesante notar el hecho que la mayor parte de la comunidad católica haya vivido por más de un milenio en completa ignorancia de este dogma. Si ellos no necesitaron esta “verdad” para su salvación antes de 1950, ¿por qué la necesitan ahora?

Conclusión

No existe duda que María fue una mujer especial, pero como todo ser humano, vivió en un mundo en el cual…

1. Toda persona que alcanza un estado de responsabilidad personal, ha pecado (Romanos 3:23).

2. Toda persona es el producto—la creación—, no el Creador (Marcos 10:6).

3. Toda persona necesita intercesión divina para alcanzar la salvación y el favor de Dios (Hechos 4:12)

4. Está establecido para toda persona que muera una sola vez, y después de esto el juicio (Hebreos 9:27).

1 Barnes, Albert (2005) Notas sobre el Nuevo Testamento: Mateo y Marcos [Notes on the New Testament: Matthew and Mark], (Grand Rapids, MI: Baker), p. 6.

2 Para un estudio adicional en cuanto a la identidad de los hermanos y hermanas de Jesús, vea Pinedo, Moisés (2010), Lo que la Biblia Dice acerca de la Iglesia Católica (Montgomery, AL: Apologetics Press).

3 Vea Roten, Johann (2006), “¿Qué Hay acerca de la Muerte de María?” [“What about Mary’s Death?”], [En-línea], URL: http://www.catholicweb.com/media_index.cfm?fuseaction=view_article&partnerid=48&article_id=2768.

4 Munificentissimus Deus (1950), [En-línea], URL: http://www.ewtn.com/library/PAPALDOC/P12MUNIF.HTM, 45.