El Amor de Dios

Roby Ellis

[Lectura bíblica recomendada: Juan 3:16-17].

Introducción

A. Este mundo está lleno de misterios intrigantes, pero ninguno es tan grande como este: “¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria” (Salmos 8:4)?

B. El amor de Dios para el hombre, revelado en demasiadas formas como para numerarlas, tiene una manera de cambiar al hombre en lo que Dios quiere que sea.

I. Considere la manera en que Dios ha demostrado Su amor para el hombre.

A. Él nos amó primero (1 Juan 4:19).

B. Nos amó cuando éramos enemigos (Romanos 5:6-10).

C. Nos amó tanto que estuvo dispuesto a adoptarnos (Juan 1:11-12; Romanos 8:14-16; Efesios 1:5).

D. Nos amó tanto que dio a Su Hijo unigénito para morir por nosotros (Juan 3:16; 10:17-18; 1 Juan 4:9-10).

E. Nos ama lo suficiente como para esperar por nosotros (2 Pedro 3:9).

II. Considere la manera en que el amor de Dios influencia y cambia al hombre.

A. Su amor nos justifica (Tito 3:1-7).

B. Su amor nos da vida (Gálatas 2:20; 1 Juan 3:14-16).

C. Su amor nos constriñe (2 Corintios 5:14).

Conclusión

A. Podemos demostrar nuestro amor por Dios al guardar Sus mandamientos (1 Juan 5:3), al amar a otros (2:9-11) y al abandonar el mundo (2:15).

B. Dios promete el reino (Santiago 2:5), Su cuidado providencial (Romanos 8:28) y la vida eterna (Apocalipsis 2:10) a aquellos que le aman.

C. Nadie puede amar como el Señor lo hace, e incluso hoy Él está esperando que los hijos pródigos regresen a Él (cf. Lucas 15:20).