EB Global: Enfoque Bíblico / Bible Focus
Un sitio bilingüe con perspectiva bíblica / A bilingual site with a biblical focus

Artículos

ARTÍCULOS DE INVESTIGACIÓN

 

¿Define la Biblia la “Modestia”?

Pregunta:

“Al hablar de la modestia en la vestimenta de los cristianos, he sido criticado con la declaración que en ningún lugar la Biblia define lo que es modesto. ¿Es cierto esto? ¿Puede ayudarme a responder tal crítica?”.

Respuesta:

La crítica que declara que la Biblia no define la “modestia” es muy común hoy, y generalmente se usa el argumento de la “carencia de definición” para sugerir que nadie tiene derecho de decir qué es modesto o inmodesto; simplemente, “esto es la opinión de cada persona”.

Esta crítica es falsa y auto-contradictoria. Primero, si la Biblia no definiera lo que es “modesto”, entonces, como cristianos que consideramos a la Biblia como nuestra guía de fe y práctica (2 Timoteo 3:16-17; 2 Pedro 1:3-8), estaríamos perdiendo el tiempo discutiendo el tema. Segundo, si la Palabra de Dios no definiera lo que es “modesto”, entonces no existiera tal cosa como la “inmodestia”. ¿Quién tuviera el derecho especial de determinar lo que es “modesto” o “inmodesto”? En tal escenario todos tuvieran el mismo derecho de pensar lo que deseen en cuanto a la modestia. En otras palabras, nadie “pudiera” vestir lo suficientemente “indecente” como para que su vestimenta fuera calificada como “inmodesta”. De hecho, tampoco se pudiera criticar la desnudez total como “inmodestia”.

Sin embargo, la Biblia define la “modestia”—es decir, lo hace por medio de principios y ejemplos. Ya que la Biblia es un libro para todas las generaciones (cf. Deuteronomio 6:6-9; 2 Timoteo 2:2), entonces expresa algunas de sus enseñanzas en principios para trascender la cultura, la idiosincrasia y el tiempo. Se define “modestia” en principio y ejemplo, de la misma manera que el contexto de 1 Corintios 14:40 define “decente” y “orden” (razón por la cual hoy podemos decir que bailar, correr, gritar y saltar no son parte de una adoración decente y ordenada).

El problema de algunos que argumentan que la Biblia “no define” la modestia es que ellos están esperando que la Biblia sea un catálogo de cosas que son “modestas” o “inmodestas”. Si este fuera el caso, la Biblia sería un libro sin término, y al final la lista no sería una definición por sí misma. Además, esto estorbaría la capacidad humana de razonar. Dios quiere que los cristianos sean estudiantes diligentes, que usen “bien la palabra de verdad” (2 Timoteo 2:15), que escudriñen las Escrituras (Juan 5:39) y que razonen (Isaías 1:18, LBLA). Si no estamos dispuestos a hacer esto, entonces es mejor que busquemos un libro diferente.

Según algunos principios encontrados en 1 Timoteo 2:9-10,15 y 1 Pedro 3:3-5, podemos definir “modestia” como “el adorno que es honorable, refleja reverencia adecuada, santidad y piedad, no atrae atención indebida, no causa lascivia en otros, no es revelador, no es vano y no degrada a otros”. La Biblia está llena de principios eternos y ejemplos que amonestan a la santidad en nuestra manera de vestir que glorifique a Dios y evite ser ocasión de tropiezo para nuestros prójimos y compañeros cristianos (e.g., Génesis 3:21; 9:22-23; Éxodo 20:26; 28:40-42; 2 Samuel 10:4-5; 11:2-4; Mateo 5:16; 18:6-9; Marcos 5:15; Romanos 12:1-2; 14:21; 1 Corintios 6:19-20; Colosenses 3:5; 1 Tesalonicenses 5:21-22; 1 Timoteo 4:12; 5:14; Santiago 1:27). Obviamente, la ropa apretada, escotada, trasparente o reveladora, los bikinis, las ropas de baño, las minifaldas y otras vestimentas escasas no reúnen los requisitos de lo que glorifica a Dios.

Adicionalmente, es interesante notar la palabra “pudor” en 1 Timoteo 2:9. Richard Trench define esta palabra como “sentimiento de vergüenza honorable” (1855, p. 204). Hoy algunos deberían sentir vergüenza de lo que visten en público, los recintos educacionales e incluso el local de la iglesia. Tristemente, tales personas “no se han avergonzado, ni aun saben tener vergüenza” (Jeremías 6:15) ya que rechazan tener vergüenza (Jeremías 3:3). Los cristianos debemos esforzarnos por tener una medida saludable de vergüenza honorable para glorificar a Dios con nuestros cuerpos (1 Corintios 6:20). Sí, ¡la Biblia define la “modestia”!

Referencia

Trench, Richard (1855), Pasado y Presente del Inglés [English Past and Present] (Nueva York: Redfield).