¡Defienda el Campo!

Roby Ellis

[Lectura bíblica recomendada: Hechos 20:28-29].

Introducción

A. Los aficionados del fútbol saben que una parte muy importante del equipo es la línea de defensa.

B. Los cristianos necesitamos hombres y mujeres en la iglesia que tengan la fortaleza espiritual y disposición de “ponerse en la brecha” (Ezequiel 22:30).

Exposición

I. Los fieles siempre han tenido que defender el campo contra el peligro del error.

A. Los gálatas tuvieron que defender el campo de las doctrinas falsas (Gálatas 5:1-4).

B. Pablo encargó a Timoteo que le ayudara a defender el campo al fundarse en la sana doctrina (1 Timoteo 1:1-6).

C. Juan escribió a los hermanos que defendieran el campo contra el gnosticismo (1 Juan 4:1-3).

D. Jesús instó a las iglesias de Asia a defender el campo contra las doctrinas falsas (Apocalipsis 2:2,6,14).

II. Hoy nosotros debemos defender el campo en la iglesia.

A. Debemos defender el campo contra el extremismo (Apocalipsis 2:1-4).

B. Debemos defender el campo contra el liberalismo (1 Pedro 4:11).

C. Debemos defender el campo contra la indiferencia ante el pecado (2 Pedro 2:7-8) y la apostasía (Gálatas 6:1).

III. Defender el campo requiere trabajo arduo y sacrificio.

A. El trabajo de los padres, ancianos y diáconos involucra esfuerzo arduo (e incluso dolores de cabeza).

B. Defender el campo también requiere preparación (cf. Tito 2:4).

Conclusión

A. Los que han defendido el campo en la iglesia por décadas pronto tendrán descanso (cf. Hebreos 7:23), así que es tiempo que la próxima generación comience a tomar su puesto en la línea de defensa.

B. ¡Hay un lugar que usted puede llenar en el campo para continuar adelante!