¿Cuál Es la Duración del Infierno?

La duración y existencia del infierno

Pregunta:

“La Biblia señala la existencia de un lugar llamado ‘el infierno’. ¿Es este un lugar de castigo temporal o eterno?”.

Respuesta:

En el mundo religioso moderno es común rechazar la enseñanza bíblica sobre la realidad del infierno. Muchos declaran que el antiguo “infierno de fuego eterno” está en conflicto con el Dios de amor, y que cuando la vida termina, simplemente los que no son salvos dejan de existir.

Esta es una doctrina atractiva para muchos ya que descarta la posibilidad del castigo por el pecado. Sin embargo, Jesús dijo que los malos “irán…al castigo eterno” (Mateo 25:46). Pablo escribió que aquellos que no conocen a Dios y rechazan obedecerle, “sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder” (2 Tesalonicenses 1:9).

El término “infierno”, que es la palabra para la morada final de los malos, viene del griego geenna. Esta palabra difiere de hades, otro término griego que hace referencia a la morada de todos los muertos (justos e injustos) antes de la resurrección. El geenna literal, de donde se deriva “infierno”, era un desfiladero estrecho cerca de Jerusalén que representaba lo peor de la historia judía. Años antes ellos habían manchado este valle con la sangre de sus propios hijos inocentes ofrecidos en sacrificio al ídolo Baal. En el tiempo de Jesús, el geenna era un vertedero de basura que ardía continuamente, cuyo nombre era apropiado para describir la morada final de los impíos.

Frecuentemente las Escrituras describen el infierno como un lugar de castigo eterno. Jesús habló del día en el cual Sus ángeles reunirán a aquellos que hacen iniquidad y les “echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes” (Mateo 13:42). Juan describió el infierno, diciendo: “[E]l humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche” (Apocalipsis 14:11). Otros pasajes describen el infierno como “las tinieblas de afuera” (Mateo 8:12), un “horno de fuego” (Mateo 13:42) y el “fuego eterno” (Judas 7).

Judas escribió que Sodoma y Gomorra eran ciudades impías que “habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno” (Judas 7). El término “eterno” significa “que siempre existe”. El infierno es tan eterno como el cielo (Mateo 25:46). Si el fuego del infierno se extingue, la luz del cielo se apagará el mismo día. ¡Las buenas nuevas son que se puede evitar el infierno! Jesús murió para que seamos salvos. Todos podemos obedecer a Su Evangelio y morar en el cielo para siempre.


Título original en inglés, “What Is the Duration of Hell?”, en House to House, 15[6]:5. Traducción por Moisés Pinedo