Caer de la Gracia

Roby Ellis

[Lectura bíblica recomendada: 1 Corintios 10:1-12].

Introducción

A. Muchos creen que es imposible que el cristiano caiga de la gracia de Dios, pero la Biblia enseña lo contrario.

B. Es confortante saber que Dios está dispuesto a perdonarnos cuando nos arrepentimos.

Exposición

I. Es posible caer de la gracia.

A. Israel cayó de la gracia de Dios debido al pecado, y nosotros también podemos caer (1 Corintios 10:1-12; cf. 9:24-27).

B. Una generación completa en Israel no alcanzó la promesa de Dios, y nosotros también podemos llegar a perder la promesa (Hebreos 3:14-4:11).

C. Algunos cristianos antiguos también cayeron de la gracia de Dios (Hechos 8:13-23; Gálatas 5:1-4; Apocalipsis 2:4-5).

D. Frecuentemente la Biblia advierte en cuanto al riesgo de caer de la gracia (Hebreos 6:4-6; 2 Pedro 2:20-22).

II. Se puede prevenir caer de la gracia.

A. Si continuamos guardando la Palabra de Dios, no caeremos (2 Pedro 1:5-10; 3:17-18).

B. Dios no ha demandado de nosotros más de lo que podemos darle (Mateo 11:28-30; 1 Corintios 10:13; 1 Juan 5:3).

C. Dios puede guardarnos sin caída (Juan 10:26-28; Judas 24).

III. Se puede alcanzar restitución después de caer de la gracia.

A. Podemos regresar a la gracia después de haber caído de ella (Ezequiel 18:19-28).

B. Para los que han caído, Dios ha provisto lo que se ha llegado a conocer como “la segunda ley del perdón” (cf. Hechos 8:22).

C. Si regresamos a Dios, Él es fiel y justo para perdonarnos (1 Juan 1:9; cf. Romanos 3:23-26).

Conclusión

A. Si ha caído de la gracia, arrepiéntase y viva para el Señor.

B. “[L]a gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres” (Tito 2:11). ¿La aceptará?