Buenos Administradores de Nuestro Tiempo

Roby Ellis

[Lectura bíblica recomendada: Romanos 13:11-14].

Introducción

A. El tiempo es algo precioso. Una vez que se lo pierde, no se lo puede recobrar, y nadie sabe cuánto tiempo ha recibido.

B. En una era en que el tiempo escasea, es más importante que seamos buenos administradores del tiempo que Dios nos da.

I. Hay algunos ladrones que usualmente nos roban el tiempo.

A. Algo que nos roba el tiempo es la falta de planeamiento y organización (Mateo 25:1-13).

B. También debemos tratar de evitar la ociosidad (Proverbios 26:14-16; 20:4; Romanos 12:11; Efesios 5:14-19).

C. Si no tenemos cuidado, también podemos desperdiciar el tiempo en actividades improductivas (Mateo 12:36; 1 Timoteo 5:13).

II. ¿Cómo debería emplear mi tiempo?

A. Debería emplear mi tiempo en cosas de naturaleza espiritual (Mateo 6:33; 1 Timoteo 4:13; 2 Timoteo 3:13-17; 1 Pedro 1:17).

B. Debería emplear buen tiempo con mi familia (Efesios 6:4; 1 Timoteo 5:4; 1 Pedro 3:7).

C. Debería dedicar tiempo a ser un buen prójimo (Deuteronomio 22:4; Mateo 22:39).

Conclusión

A. Si ha estado desperdiciando su tiempo, ¿no piensa que ya es hora de cambiar eso (Romanos 13:11-14)?

B. Ahora es “el tiempo aceptable” (2 Corintios 6:2).

C. El tiempo se está acortando cada vez más para nosotros (Hebreos 10:37).

D. La manera en que pasamos nuestro tiempo determinará la manera en que pasaremos la eternidad.