“Soy Culpable”

“Soy Culpable”

Introducción

A. “Soy culpable. Lo confieso. Hay muchas cosas que he hecho de las cuales estoy avergonzado. He sido culpable con los pensamientos de mi mente; he sido culpable con las palabras de mi boca; y he sido culpable con las acciones de mis manos”.

B. Vivimos en un mundo que odia la idea de sentirse culpable. Estamos llegando a ser una sociedad sin vergüenza—una sociedad donde se permite todo pecado, de toda clase. De hecho, se nos dice que el único pecado que usted y yo podemos cometer es el pecado de la “culpabilidad”.

Exposición

I. ¿Quiénes son aquellos que no quieren sentirse culpables?

A. Aquellos que rechazan a Dios también rechazan la idea de sentirse culpables (Salmos 14:1).

B. Aquellos que sostienen alguna creencia en Dios pueden rechazar la idea de sentirse culpables (cf. Mateo 14).

C. Incluso algunos que declaran ser cristianos o religiosos pueden rechazar la idea de sentirse culpables (cf. Hechos 7).

D. Algunos de nosotros podemos rechazar la idea de sentirnos culpables.

II. ¿Quiere Dios que algunos se sientan culpables?

A. Él quiere que los desobedientes se sientan culpables (Génesis 3).

B. Quiere que los criminales se sientan culpables (Génesis 4).

C. Quiere que los padres desinteresados se sientan culpables (1 Samuel 3:11-14).

D. Quiere que los inmorales se sientan culpables (Jeremías 6:15).

E. Quiere que los discípulos que han caído se sientan culpables (2 Samuel 12:7-9).

F. Quiere que las personas “buenas” no-salvadas se sientan culpables (Lucas 18:11-12).

III. ¿Por qué quiere Dios que algunos se sientan culpables?

A. Él quiere que ellos se sientan culpables con el fin que se arrepientan (Hechos 2:36-38; 2 Corintios 7:10).

B. Quiere que se sientan culpables para que dejen de sentirse culpables (1 Pedro 3:21; cf. Filipenses 4:4).

Conclusión

“Yo fui culpable, pero el Señor me ha perdonado”. ¿Ha sido usted perdonado?