La Honra del Padre y la Madre

La Honra del Padre y la Madre

Lectura bíblica recomendada: Éxodo 20:12

Introducción

A. Jesús señaló que Su generación descuidó sus responsabilidades hacia sus padres, y que usó sus contribuciones al templo para justificar tal negligencia (Mateo 15:1-6).

B. ¿Cuáles son nuestras responsabilidades ante nuestros padres?

Exposición

I. Dios siempre ha demandado que los hijos honren a sus padres.

A. Mandó que los niños obedecieran a sus padres desde su juventud (Efesios 6:1-3; Colosenses 3:20).

B. Los niños deben obedecer siempre y cuando las demandas de sus padres no contradigan la Palabra de Dios (cf. 1 Reyes 15:12-13; Colosenses 3:23; 1 Pedro 2:18).

C. La Biblia presenta muchos ejemplos de respeto paternal (Génesis 22:8-9; 1 Reyes 2:19), como también de falta de respeto (1 Samuel 2:25).

D. Bajo la ley del Antiguo Testamento, se castigaba la desobediencia a los padres con el apedreamiento (Deuteronomio 21:18-21; cf. Romanos 1:28-32).

II. Debemos honrar a nuestros padres incluso cuando ellos envejecen.

A. Es la responsabilidad personal de los hijos cuidar de sus padres cuando ellos no pueden hacerlo por sí mismos (1 Timoteo 5:3-16).

B. Los hombres piadosos del pasado se aseguraron que se satisficiera las necesidades de sus padres (1 Samuel 22:3-4; Juan 19:25-27).

C. Si no cumplimos esto por ninguna de las razones previas, la ley de la siembra y la siega todavía debería instarnos a hacerlo (cf. Gálatas 6:7).

Conclusión

A. Debemos honrar a nuestros padres con la manera en que vivimos (3 Juan 2-4).

B. Si deseamos honrar a nuestro Padre celestial (Malaquías 1:6-14), debemos aprender a dar la honrar debida a nuestros padres en la Tierra (Romanos 13:8).