La Defensa de Pablo

La Defensa de Pablo

Lectura bíblica recomendada: 2 Timoteo 4:9-18

Introducción

A. Cuando Pablo presentó su defensa en Jerusalén (su primera de una serie larga de defensas), nadie estuvo con él, sino solamente el Señor (Hechos 23:11).

B. Pablo siempre estuvo listo para presentar defensa, no solamente de sí mismo, sino del Evangelio que predicaba con denuedo.

Exposición

I. Pablo tuvo que presentar varias defensas en su vida.

A. Las defensas de Pablo fueron por el Evangelio (Filipenses 1:17).

B. Pablo había presentado defensas ante los judíos en muchas ocasiones (Hechos 9:22; 13:45; 17:1-4,10-11; 18:4; 19:8-9).

C. En algunas ocasiones, Pablo tuvo que presentar defensa ante sus propios hermanos (Gálatas 2:1-5; 1 Corintios 9:3).

D. Después de su arresto, Pablo presentó defensa ante varios gobernadores prominentes (Hechos 24:10; 25:8; 26:1-2).

II. Consideremos la defensa que Pablo presentó en Jerusalén.

A. Primero, Pablo se identificó con sus acusadores (Hechos 22:2-5).

B. Luego mostró los eventos que guiaron a su conversión dramática (vss. 6-16).

C. Finalmente informó en cuanto a las instrucciones que recibió después de su conversión (vss. 17-21).

III. ¿Qué necesitamos para presentar una buena defensa?

A. Necesitamos valor (Hechos 18:9).

B. Necesitamos una conciencia limpia (Hechos 23:1).

C. Necesitamos preparación adecuada (2 Timoteo 3:13-17).

D. Necesitamos enfocarnos en la esperanza que es nuestra por medio del Evangelio (Hechos 23:6; 24:15; 26:6-8).

Conclusión

Pablo siempre estuvo listo para presentar defensa. ¿Qué acerca de usted?