Falsos Maestros Según el Libro de Judas

Falsos Maestros Según el Libro de Judas

Introducción

A. Ya que un verdadero maestro es la persona que ama la verdad, enseña la verdad y guía a la verdad (Mateo 22:16; cf. Marcos 12:32), un falso maestro es la persona que ama el error (2 Timoteo 3:1-5), enseña el error (Efesios 4:14) y guía al error (Mateo 15:14).

B. El cristiano debe guardarse de los falsos maestros (Mateo 7:15).

Exposición

I. Características de los Falsos Maestros 

A. Entran encubiertamente (vs. 4; cf. Mateo 7:15).

B. Convierten en libertinaje la gracia de Dios (vs. 4; cf. Romanos 6:1-2).

C. Niegan a Dios y al Señor Jesucristo (vs. 4; cf. 1 Juan 2:22).

D. Mancillan la carne (vs. 8; cf. 2 Pedro 2:10).

E. Rechazan la autoridad (vs. 8; cf. Juan 12:48; Santiago 4:7; 1 Pedro 2:13-14).

F. Blasfeman de las potestades superiores (vs. 8; cf. Romanos 13:7; 1 Timoteo 6:3-4).

G. Blasfeman de lo que no conocen (vs. 10; cf. 1 Timoteo 1:5-7,18-20).

H. Se corrompen en las cosas que conocen (vs. 10; cf. Romanos 1:18-32).

I. Murmuran y se quejan (vs. 16; cf. 1 Corintios 10:10).

J. Andan según sus propios deseos (vs. 16,18; cf. Romanos 8:7-8).

K. Hablan cosas infladas (vs. 16; cf. Colosenses 2:8; 2 Timoteo 2:16).

L. Causan divisiones (vs. 19; cf. Romanos 16:17; Tito 3:10).

M. No tienen al Espíritu (vs. 19; cf. Romanos 8:9).

II. Analogía de los Falsos Maestros

A. Son manchas en vuestros ágapes (vs. 12). La palabra “manchas” se traduce de la palabra griega spilades, que significa correctamente “roca”. La idea es rocas escondidas en el mar que causan naufragio (Barnes, 1847, p. 397). Estos falsos maestros eran tropiezo para la fe y la comunión cristiana.

B. Son pastores que se apacientan a sí mismos (vs. 12). El propósito de estos falsos maestros no era servir al rebaño, sino a sus propios vientres (Romanos 16:18; cf. Ezequiel 34).

C. Son nubes sin agua, llevadas de acá para allá por los vientos (vs. 12). Las nubes sin agua eran una decepción terrible para la gente que necesitaba la lluvia (Coffman, 1984, p. 511). Igualmente los falsos maestros eran un engaño y una decepción. Aparentaban portar la verdad del Evangelio pero estaban destituidos de ella. Además, eran inconstantes como las nubes vacías que el viento mueve con facilidad.

D. Son árboles otoñales, sin fruto, dos veces muertos y desarraigados (vs. 12). A diferencia de los árboles que dan frutos en otoño, los falsos maestros carecían de fruto práctico y doctrinal bueno. Estaban completamente muertos en un aspecto espiritual (cf. Hebreos 6:4-6).

E. Son fieras ondas del mar, que espuman su propia vergüenza (vs. 13). Como las olas del mar que arrastran basura a la orilla, así estos falsos maestros arrojaban la inmundicia de sus corazones (cf. Isaías 57:20).

F. Son estrellas errantes (vs. 13). Como “estrellas” que no siguen un curso regular, estos falsos maestros aparentaban emitir luz pero no servían para guiar a nadie.

III. Retribución de los Falsos Maestros

A. Están destinados a condenación (vs. 4).

B. Están destinados a destrucción (vs. 5).

C. Están destinados a la ira del juicio (vss. 6,15).

D. Están destinados al sufrimiento del fuego eterno (vs. 7).

Conclusión

A. El cristiano debe defender ardientemente la fe (vs. 3).

B. El cristiano debe convencer al que duda (vs. 22).

C. El cristiano debe rescatar al extraviado (vs. 23).

D. El cristiano debe aborrecer la impiedad (vs. 23).

E. El cristiano debe mantenerse firme y santo (vs. 24).

Referencias

Barnes, Albert (1847), Notes on the New Testament: James-Jude [Notas Sobre el Nuevo Testamento: Santiago-Judas] (Grand Rapids, MI: Baker Books).

Coffman, James (1984), Commentary on James-Jude [Comentario sobre Santiago y Judas] (Abilene, TX: ACU Press).