El Nuevo Nacimiento

El Nuevo Nacimiento

Lectura bíblica recomendada: Juan 3:1-8

Introducción

A. No hay manera de conocer las expectativas que Nicodemo tenía al visitar a Jesús, ¡pero se pudiera deducir que se sorprendió al enterarse que él mismo necesitaba nacer de nuevo!

B. Para muchos esta noticia todavía es una sorpresa, y hay pocos que están dispuestos a someterse a este mandamiento.

Exposición

I. Nicodemo no se había dado cuenta de que la necesidad de renacimiento es universal.

A. El hecho que los gentiles necesitaban nacer de nuevo no hubiera sido una sorpresa para él (cf. Gálatas 2:14).

B. Pero Nicodemo no consideró que los judíos también necesitaban nacer de nuevo (cf. Mateo 3:7-10; 1 Corintios 15:50).

C. Como maestro de Israel, Nicodemo debería haber sabido de la institución de tal renacimiento (Juan 3:10; cf. Ezequiel 36:25-27; Lucas 7:30).

II. El nuevo nacimiento involucra dos elementos.

A. El nuevo nacimiento requiere “agua” (Juan 3:5; cf. Levítico 8:6; Efesios 5:26; Tito 3:5).

B. El nuevo nacimiento requiere al “Espíritu” (Juan 3:5; cf. Gálatas 2:20; Romanos 6:1-7; 2 Corintios 5:17).

C. Este nuevo nacimiento se realiza cuando la persona es bautizada en Jesucristo (Romanos 6:1-7; Gálatas 3:26-29; Colosenses 2:12).

Conclusión

A. Cristo tuvo que morir para que nosotros pudiéramos nacer de nuevo (Juan 3:16-17).

B. Aunque el Cielo renunció a mucho para hacer realidad al nuevo nacimiento y la salvación, lo triste es que muchos todavía rechazan esta voluntad de Dios para sus vidas (Lucas 7:30; cf. Juan 3:18-21).