“Amad a Vuestros Enemigos”

“Amad a Vuestros Enemigos”

Lectura bíblica recomendada: Mateo 5:43-46

Introducción

A. De todas las enseñanzas de Jesús, puede ser que no haya ninguna más difícil que esta: “Amad a vuestros enemigos”.

B. Jesús definió a un enemigo como alguien que odia, maldice, difama y persigue a otro.

C. Esta enseñanza de Jesús reta nuestro nivel de dedicación a Él como ninguna otra. ¿Está dispuesto a seguir a Jesús hasta este punto?

Exposición

I. ¿Por qué debería amar a mis enemigos?

A. Debería amar a mis enemigos ya que Dios me amó cuando era Su enemigo (Romanos 5:6-10).

B. Debería amar a mis enemigos ya que debo buscar la justicia de Dios (Mateo 5:20,45-48; 6:33).

C. Debería amar a mis enemigos ya que no me sirve de nada odiarles (Mateo 5:46; Gálatas 5:19-20).

II. ¿Cómo puedo amar a mis enemigos?

A. Puedo amarles al orar por ellos (Mateo 5:44; cf. Romanos 10:1; Jeremías 29:7).

B. Puedo amarles al perdonarles (Lucas 6:37).

C. Puedo amarles al ser amable con ellos (Romanos 12:21).

D. Puedo amarles al ir más lejos de las demandas de ellos (Mateo 5:40-41).

Conclusión

A. Jesús enseñó que la manera en que tratamos a otros tiene un rol significativo en la manera en que somos tratados (Mateo 7:1-2; Lucas 6:37-38).

B. Frecuentemente el arma más eficaz que tenemos es la benignidad, que tal vez es la razón por la cual Jesús mandó a Sus seguidores a sorprender al enemigo con un ataque de amor.