Útil para Instruir en Justicia

Útil para Instruir en Justicia

Esta es la cuarta parte de una serie de bosquejos sobre la utilidad de la Palabra: (1) Útil para Enseñar; (2) Útil para Redargüir; (3) Útil para Corregir; (4) Útil para Instruir en Justicia. Lectura bíblica recomendada: Salmos 119:33:35

Introducción

A. Un carpintero usa clavos o tornillos para fijar la pared de un mueble una vez que la ha puesto en la posición que debe estar.

B. Cuando colocamos nuestro corazón en la posición correcta delante de Dios, necesitamos algo para asegurarlo en tal lugar con el fin de que no se mueva (cf. 2 Pedro 2:15-21).

Exposición

I. Si queremos seguir en el camino correcto, debemos continuar en la Palabra de Dios.

A. Esto es exactamente lo que Pablo dijo al joven Timoteo (2 Timoteo 3:13-4:5) y a la iglesia en Éfeso (Efesios 6:10-17).

B. Esto también es lo que Jesús dijo a Sus discípulos (Juan 8:31-32; 10:27-28).

II. La justicia es un área en el cual todos necesitamos instrucción.

A. La justicia no vendrá a nuestras vidas de manera natural, ni siquiera para el cristiano (Proverbios 16:25; Isaías 35:8).

B. Sin la instrucción de Dios, nos desviaremos (Isaías 53:6; Salmos 23:2-4).

C. Necesitamos constantemente la luz guiadora de Dios (Salmos 119:105).

D. Dios nos instruirá en justicia si buscamos Su justicia (Mateo 5:6,20; 6:33; 7:7-8,13-14).

Conclusión

A. Si no permitimos que la Palabra de Dios nos reprenda, corrija y guíe hoy, esta nos reprenderá en el Día del Juicio cuando será demasiado tarde para la corrección (Juan 12:48; Hebreos 4:12; cf. Amós 7:6-7).

B. Si tomamos tiempo para escucharla y obedecerla, la Biblia puede reprendernos, corregirnos y mantenernos en el camino correcto.

Una Adoración Vana

Una Adoración Vana

Útil para Corregir

Útil para Corregir