Seguridad en la Oración

Seguridad en la Oración

Lectura bíblica recomendada: 1 Tesalonicenses 5:15-18

Introducción

¿Hay alguna manera en que podamos probar científicamente la eficacia de la oración o medir su poder?

Exposición

I. Compare las vidas de aquellos que oraron con los que no lo hicieron.

A. Saúl consultó con una adivina cuando enfrentó a su enemigo (1 Samuel 28), pero David consultó con el Señor (Salmos 18:3).

B. Ezequías oró cuando los enemigos (2 Reyes 19:14-20) y la enfermedad (20:1-6) le amenazaron, mientras que Asa buscó ayuda de los sirios (2 Crónicas 16:1-7) y médicos (vss. 12-13).

C. Los discípulos durmieron mientras que Jesús oraba (Mateo 26:39-42), y solamente Jesús venció las pruebas esa noche.

II. ¿De qué manera nos puede ayudar la oración?

A. Puede ayudarnos durante la enfermedad física (Santiago 5:15).

B. Puede ayudarnos a vencer la depresión (1 Samuel 1:7,18).

C. Puede quitar el odio de nuestro corazón (Mateo 5:43-44).

D. Puede restaurar un matrimonio dividido (1 Pedro 3:7).

E. Puede darnos fuerza para enfrentar la tentación (Mateo 26:41).

F. Puede producir perdón (Mateo 6:12; Hechos 8:22).

III. Hay algunas cosas que la oración no puede hacer.

A. No eliminará toda tentación o dificultad (Mateo 4:1et.seq.).

B. No puede satisfacer los propósitos egoístas (Santiago 4:2-3).

Conclusión

A. Daniel sabía que la oración le causaría problemas ante el rey (Daniel 6), pero también sabía que orar era lo correcto que debía hacer.

B. Cuando la vida parezca oscura y deprimente, ¡no olvide orar!

“Dios Con Nosotros”

“Dios Con Nosotros”

Lidiando con la Incertidumbre

Lidiando con la Incertidumbre