Seguridad de Salvación

Seguridad de Salvación

Lectura bíblica recomendada: Efesios 1:19-21

Introducción

A. Casi al final de la era apostólica, Juan escribió a sus hijos en la fe para presentarles la seguridad de la salvación (1 Juan 5:9-13).

B. Las buenas noticias es que, sin importar quién sea o lo que haya hecho en el pasado, Dios puede salvarle y quiere hacerlo.

Exposición

I. ¿Cómo puede saber si Dios incluso desea salvarle?

A. Al considerar todo lo que hemos hecho, es fácil entender que Él no quisiera saber nada en cuanto a nosotros (1 Timoteo 1:15-16).

B. No debería ser una sorpresa de que exista solamente un camino (Juan 14:6), aunque es una sorpresa de que haya un camino de salvación en absoluto para nosotros (Hechos 2:37).

C. Se puede ver la prueba de que Dios desea salvarnos en la crucifixión de Jesús (Romanos 5:6-8; 8:31-39).

II. ¿Cómo podemos saber si incluso Dios tiene la capacidad de salvarnos?

A. El sufrimiento de Jesús demostró la justicia de Dios al perdonar al pecador que sería fiel (Romanos 3:21-26).

B. Dios demostró Su deseo de salvarnos en la crucifixión de Jesús, y mostró Su poder para salvarnos en la resurrección de Jesús (Romanos 5:9-10; Efesios 1:19-23).

C. La resurrección nos da seguridad de salvación y razón de gozo (Hechos 2:46-47; Romanos 5:11).

D. Cuando somos bautizados, llegamos a participar de Su resurrección gloriosa (Romanos 6:1-7; Efesios 2:1-10; Colosenses 2:11-15).

Conclusión

Otros pueden desear salvarle del peligro, pero solamente Dios tiene el poder de salvarle de la destrucción eterna. Si está dispuesto a seguirle, Él puede salvarle.

Plena Certidumbre de Fe

Plena Certidumbre de Fe

Huid de la Idolatría

Huid de la Idolatría