¡Recuerde las Palabras de Jesús!

¡Recuerde las Palabras de Jesús!

Lectura bíblica recomendada: Juan 14:25-27

Introducción

A. Recordar las cosas que la gente ha dicho en el pasado puede causar toda clase de emociones fuertes—algunas buenas, otras malas.

B. Después de la muerte de Jesús, recordar Sus palabras ayudó a cambiar las cosas para Sus discípulos.

Exposición

I. La disposición de los discípulos cambió drásticamente cuando ellos llegaron a recordar las palabras de Jesús (Lucas 24).

A. Cuando descubrieron por primera vez que la tumba estaba vacía, estuvieron perplejos (vss. 4,12,22).

B. Esta disposición cambió cuando recordaron las palabras de Jesús (vss. 6-9,30-33,44-46).

C. Su disposición posterior fue de gran gozo (vss. 36-38,47-53).

II. Recordar las palabras de Jesús también marcará la diferencia en nuestra vida.

A. A veces los problemas que experimentamos pueden causarnos aflicción, al menos hasta que recordemos las palabras de Jesús (1 Pedro 4:12-13; Mateo 10:24-25; Juan 15:18-20).

B. Cuando recordamos Sus palabras, nuestra aflicción llega a ser reemplazada con paz y gozo (Juan 14:1-3; 15:26-16:4).

C. Las palabras de Jesús tienen el poder de cambiar el temor en paz y el dolor en gozo, pero solamente si tomamos el tiempo para recordarlas.

Conclusión

A. Mientras celebramos el gozo que Cristo nos ha concedido, busquemos oportunidades para compartirlo con otros.

B. Especialmente cuando los tiempos son difíciles, no olvide las palabras de Jesús.

La Obra Maestra de Dios

La Obra Maestra de Dios

El Espíritu del Discípulo

El Espíritu del Discípulo