Poco Es Mucho con Dios

Poco Es Mucho con Dios

Lectura bíblica recomendada: Génesis 28:10-17

Introducción

A. Si piensa en esto por algún tiempo, probablemente estará de acuerdo en que algunas de las cosas más importantes en su vida están entre las más pequeñas.

B. Puede haber ocasiones en que nos sentimos pequeños o que nuestro trabajo es insignificante, pero el que trabaja en el Señor nunca lo hace en vano (1 Corintios 15:58).

Exposición

I. Muchas personas que parecían ser débiles hicieron grandes cosas ya que Dios estuvo con ellos en su labor.

A. Ya que Dios estaba con él, José se transformó de un esclavo a un salvador (Génesis 39:2-3,21-23).

B. Ya que Dios estaba con él, Moisés desafió la autoridad de Faraón y el poder de su ejército (Éxodo 3:10-12).

C. Ya que Dios estaba con él, Josué pudo caminar en los pasos de Moisés (Josué 3:7).

D. Ya que Dios estaba con él, Gedeón pudo dominar a un gran ejército con pocos hombres (Jueces 6:15-16).

E. Ya que Dios estaba con él, David guió a Israel de la guerra política a la prosperidad (2 Samuel 5:20; 17:37; cf. Salmos 23:4).

II. Frecuentemente las cosas pequeñas pueden ser las más significativas.

A. Frecuentemente las palabras pequeñas que son amables pueden ser las más profundas (cf. 1 Reyes 19:12-13; Mateo 5:18).

B. Frecuentemente los sacrificios pequeños pueden ser muy importantes (Marcos 12:43).

C. Frecuentemente los actos pequeños de servicio pueden tener gran valor y efectos duraderos (Mateo 10:42; 25:34-36; Marcos 14:8-9).

Conclusión

A. Ciertamente lo poco es mucho con Dios (Jueces 3:31; 15:14-16; Juan 6:1-3).

B. Para los que se someten a la ayuda de Dios, les espera una corona al final de su servicio.

Un Mejor Entendimiento

Un Mejor Entendimiento

¿Por qué Estamos Aquí?

¿Por qué Estamos Aquí?