Plena Certidumbre de Fe

Plena Certidumbre de Fe

Lectura bíblica recomendada: Hebreos 3:12-14

Introducción

A. Por algunas razones, sin importar cuánta seguridad tengamos de algo, los tiempos difíciles pueden sacudir nuestra confianza.

B. Hay momentos en que podemos sentir la tentación de renunciar a nuestra fe o desviarnos de la fe, pero debemos permanecer firmes en nuestra resolución de seguir a Jesús.

Exposición

I. Debemos recordar que las promesas que hemos recibido son seguras.

A. Las promesas de Dios para nosotros son realmente extraordinarias (Hebreos 4:1-4,9-10; 11:39-40; 9:15).

B. Tenemos toda razón de creer que Dios cumplirá lo que promete (Hebreos 6:13-20; 10:19-23; 2 Pedro 3:9).

II. Sin importar lo que suceda, debemos aferrarnos a nuestra confianza.

A. Los grandes hombres y mujeres del pasado nos han mostrado que esto se puede lograr (Hebreos 10:35-39; 11:7,8-19,24-27,35).

B. Sin duda, nosotros también enfrentaremos pruebas y tentaciones (Hebreos 3:12-13; 2 Timoteo 3:12).

C. No debemos esperar el cumplimiento de las promesas inmediatamente (Hebreos 11:9,13).

D. La única manera de perder nuestra recompensa es renunciar a ella; por ende, debemos perseverar (Hebreos 3:6,14; 6:9-12; 10:23-25).

Conclusión

A. El mensaje para los hebreos todavía es un consejo bueno para hoy: ¡No se dé por vencido cuando lo peor ya ha pasado!

B. Cuando los problemas de esta vida dificulten su camino, asegúrese de tomar tiempo para recordar todas las razones que tiene para conservar la confianza de victoria en Jesús.

En Busca de Visión

En Busca de Visión

Seguridad de Salvación

Seguridad de Salvación