¡Oh, Qué Amigo Nos Es Cristo!

¡Oh, Qué Amigo Nos Es Cristo!

Lectura bíblica recomendada: Mateo 9:15

Introducción

A. Son escasos los amigos en los que realmente podemos confiar, y debemos estar agradecidos por los que tenemos.

B. Aunque nuestros amigos pueden ser muy buenos, lo cierto es que no hay amigo en ningún lugar del mundo como Jesús.

Exposición

I. Jesús siempre fue amigo de los que no tenían amigos.

A. Fue amigo de leprosos (Mateo 26:6; Marcos 1:41).

B. Fue amigo de aquellos considerados como “pecadores” (Mateo 9:11-12; 11:19).

C. Fue amigo de los pobres (Lucas 4:18; 14:12-14).

II. Nunca ha habido un mejor amigo que Jesús.

A. Jesús es un amigo con compasión extraordinaria (Mateo 9:36; 14:14-15; 20:29-34; Lucas 7:11-15).

B. Jesús es un amigo con amor extraordinario (Juan 11:5,35-36; 13:1; 15:13).

C. Para ser amigos de Jesús, debemos guardar Sus mandamientos (Juan 15:12-14).

D. Para ser amigos de Jesús, debemos mostrar compasión (Mateo 18:27-33; 25:31-46) y ser buenos prójimos (Lucas 10:33-35) y hermanos (cf. Lucas 15:25-32).

Conclusión

A. La amistad con el mundo no tiene valor (Santiago 4:4; 1 Juan 2:15-17), ya que no hay amigo como Jesús en el mundo.

B. ¿Escogerá ser amigo de Jesús?

Restauración Hermosa

Restauración Hermosa

El Propósito de la Iglesia

El Propósito de la Iglesia