Nuestro Dios de Compasión

Nuestro Dios de Compasión

Lectura bíblica recomendada: Miqueas 7:18-19

Introducción

A. Si estuviera describiendo a Dios a alguien, ¿usaría la palabra “compasivo”?

B. ¿Entiende qué significa la “compasión”?

1. ¿Cuál es la diferencia entre la misericordia y la compasión? La misericordia es motivada por la compasión.

2. Dios es misericordioso ya que es compasivo (Salmos 86:15).

C. La naturaleza compasiva de Dios Le separa de otros dioses (1 Samuel 2:2).

1. ¿Qué otra religión tiene un dios compasivo? ¿Qué otro dios siente compasión para con el perdido, el confundido y el desesperado?

D. Ciertamente cada uno de nosotros puede crecer en su entendimiento de la naturaleza compasiva de Dios.

Exposición

I. Nuestro Dios es compasivo.

A. Jesús demostró compasión (Mateo 9:35-36).

1. “Compasión” (splagcnizomai) significa “ser movido en las entrañas”. La mirada de la gente y sus necesidades rompieron el corazón de Jesús.

2. Cada historia en que Jesús expulsó demonios, sanó a los enfermos y concedió perdón es un ejemplo de Su compasión.

3. Jesús es Dios (Juan 1:1,14), por ende, la compasión de Jesús también indica que Dios es compasivo.

B. Dios es compasivo (Miqueas 7:18-19).

1. Dios es diferente a otros dioses ya que es compasivo.

2. Dios disfruta ser compasivo.

3. Dios demuestra Su compasión. Ya que el problema más grande del hombre es el pecado (Romanos 3:23; 6:23), Dios promete echar “en lo profundo del mar todos nuestros pecados” (Miqueas 7:19; cf. Salmos 103:8-13).

II. Algunos ejemplos de la naturaleza compasiva de Dios.

A. El siervo sin misericordia (Mateo 18:23-35).

B. El hijo pródigo (Lucas 15:20-24).

C. El ladrón en la cruz (Lucas 23:43).

III. ¿Por qué algunos no aceptan la compasión de Dios?

A. Algunos carecen de fe en la compasión de Dios.

1. “[L]a fe es por el oír” (Romanos 10:17).

2. La fe produce esperanza (2 Timoteo 1:12; Hebreos 6:17-20).

B. Algunos no se están beneficiando de la compasión de Dios.

1. Tienen pecados de los cuales no han sido perdonados (Números 14:18).

2. No están en Cristo y por ende no han llegado al cristianismo (Hechos 2:37-38).

3. No están viviendo fielmente (Apocalipsis 2:10).

C. Algunos no quieren la compasión de Dios.

1. Pueden preferir vivir siguiendo los deleites de este mundo (cf. Hebreos 11:24-26).

2. Pueden decidir regresar a su vida pasada (2 Timoteo 4:10).

Conclusión

A. No deberíamos solamente temer a Dios por Su ira, sino también deberíamos temer no recibir Su compasión.

B. Dios es bueno.

C. ¿Por qué no viene a Él (Romanos 2:4)?

Lecciones de Levítico

Lecciones de Levítico

Un Corazón Puro

Un Corazón Puro