No Hay Lugar como el Hogar

No Hay Lugar como el Hogar

Lectura bíblica recomendada: 1 Corintios 12:12-13

Introducción

A. ¿Alguna vez ha querido más que nada simplemente regresar a casa?

B. Sin importar quién sea, hay lugar para usted en la casa de Dios, y hay lugar para cuantos pueda traer con usted.

Exposición

I. El hogar es un lugar donde puede sentirse libre y seguro.

A. El hogar es un lugar donde puede relajarse y ser usted mismo (1 Samuel 22:2; Mateo 11:28-30).

B. El hogar es un lugar donde puede compartir todo (Hechos 4:32; 1 Corintios 10:16; Santiago 5:16).

C. El hogar es un lugar donde crecemos juntos (Efesios 4:11-16; 2 Tesalonicenses 1:3).

D. El hogar es un lugar donde hacemos todas las cosas juntos (Hechos 2:46; Romanos 12:15-16; 1 Corintios 3:9; 2 Timoteo 3:15).

II. Hay lugar para todos en la casa de Dios.

A. Jesús dijo a Sus discípulos que hay muchas moradas en la casa de Su Padre (Juan 14:2).

B. Jesús fue a preparar lugar para nosotros en la casa de Su Padre (Mateo 25:34; Juan 13:36; 14:3).

C. La casa de nuestro Padre siempre tiene lugar para alguien más (cf. Lucas 2:7).

Conclusión

A. Si busca un lugar al que puede llamar “hogar”, escuche la invitación: “[E]l Espíritu y la Esposa dicen: Ven” (Apocalipsis 22:17).

B. Trabajemos juntos para hacer de ésta la familia madura, edificadora y amorosa que Dios tuvo la intención que fuera.

Un Reino Escondido

Un Reino Escondido

Más Allá de Jerusalén

Más Allá de Jerusalén