“No con Cosas Corruptibles”

“No con Cosas Corruptibles”

Lectura bíblica recomendada: 1 Pedro 1:18-19

Introducción

A. Ya que todos hemos pecado (Romanos 3:23), no hay nadie que pueda decir que no necesita la redención (Juan 8:33-34).

B. El Antiguo Testamento nos ayuda a ver dónde se encuentra la redención.

Exposición

I. Todos los hombres tienen necesidad de redención.

A. Frecuentemente el pueblo de Israel necesitó redención de sus enemigos (Hechos 13:17).

B. También necesitó redención de la Ley misma (Gálatas 3:21-4:5; Hebreos 8:8-13; cf. Jeremías 31:31-34).

C. Ya que todos hemos pecado (Romanos 3:10-18), todos necesitamos la redención (Romanos 4:6-8; cf. Salmos 32:1-2).

II. ¿Dónde se encuentra la redención?

A. No se encuentra en las cosas físicas (Gálatas 2:16; Hebreos 10:1-4; 1 Pedro 1:18; cf. Números 3:40-51).

B. Se encuentra exclusivamente en la sangre de Jesús (1 Pedro 1:19,24; cf. Isaías 53:5).

C. No se encuentra en otro nombre (Hechos 4:11-12; cf. Salmos 118:22).

III. Algunos rechazarán la redención que se encuentra en Cristo.

A. Los judíos antiguos frecuentemente rechazaron la redención a través de Moisés y los profetas (Hechos 7:25,39,53).

B. Sus descendientes rechazaron la redención ofrecida por Jesús y Sus apóstoles (Mateo 13:14-15; Hechos 13:44-47; Romanos 9:29-33).

C. Solamente pocos la recibieron (Romanos 9:27; cf. Isaías 10:22).

D. Nosotros debemos evitar rechazarla (Hebreos 12:25).

Conclusión

A. Ahora es el “día de salvación” (2 Corintios 6:2; cf. Isaías 49:8).

B. Si obedece la forma de doctrina contenida en el Evangelio de Jesús, puede ser redimido y libertado del pecado (Romanos 6:16-17).

¡De Regreso a la Escuela!

¡De Regreso a la Escuela!

Los Dos Deudores

Los Dos Deudores