Más que Vencedores

Más que Vencedores

Lectura bíblica recomendada: Romanos 8:35-39

Introducción

Como soldados de Cristo, estamos involucrados en una batalla en la cual ya hemos sido nombrados vencedores.

Exposición

I. Somos más que vencedores debido a nuestra defensa superior.

A. Ya que estamos ceñidos con la verdad (Efesios 6:14), Satanás no puede zarandearnos (Mateo 13:20-21; 2 Timoteo 4:10).

B. Satanás no puede cauterizar nuestras conciencias (1 Timoteo 4:1-3) si la coraza de justicia nos protege (Efesios 6:14).

C. Con el escudo de la fe podemos apagar todos los dardos de fuego del enemigo (Efesios 6:16).

II. Somos más que vencedores debido a nuestra ofensa superior.

A. Nuestra única arma ofensiva es la Palabra de Dios, la espada del Espíritu (Efesios 6:17).

B. El soldado cristiano también tiene la oración como un aliado (1 Pedro 3:12; Santiago 5:13-18).

III. Somos más que vencedores debido al premio que está delante de nosotros.

A. Nos esforzamos por una corona incorruptible (1 Corintios 9:24-27; 1 Pedro 5:4).

B. Nos esforzamos por una morada eterna (2 Corintios 5:1).

IV. Somos más que vencedores debido a nuestro Capitán.

A. Jesús es el Autor de nuestra salvación (Hebreos 2:10).

B. Nuestro Capitán nunca nos abandonará (Hebreos 13:5).

Conclusión

A. Debido a todas estas ventajas, no somos solamente vencedores, sino más que vencedores.

B. Ya que la batalla ya ha sido ganada, sabemos que nuestro trabajo no es en vano (1 Corintios 15:54-58).

Mandamientos Ignorados

Mandamientos Ignorados

Una Mente Superior

Una Mente Superior