Lecciones del Éxodo

Lecciones del Éxodo

Lectura bíblica recomendada: Éxodo 14:10-18

Introducción

En el relato bíblico del éxodo de Israel de Egipto, aprendemos en cuanto a la providencia suprema de Dios, Su salvación y Su gran poder.

Exposición

I. Del éxodo, aprendemos en cuanto a la providencia de Dios.

A. Podemos ver esta providencia en acción cuando Moisés era un niño pequeño (Éxodo 2:1-10; Hebreos 11:23).

B. Vemos esta providencia en el camino de Israel hacia la libertad (Éxodo 13:21-22).

C. Podemos verla otra vez cuando Israel sintió hambre y sed en el desierto (Éxodo 15:22-26; 16:4,35).

II. Del éxodo, aprendemos en cuanto a la salvación del Señor.

A. Aprendemos que Dios hace diferencia entre Sus hijos y los hijos del mundo (Éxodo 8:22-23; 9:6-7,26; 10:23; 11:7; 12:23).

B. Aprendemos que la salvación requiere caminar en fe (Éxodo 14:21-22; Hebreos 11:29).

C. Aprendemos que la salvación de Israel involucró un bautismo en el mar (1 Corintios 10:1-2; cf. 1 Pedro 3:21).

D. Aprendemos que la libertad no siempre se obtiene fácilmente (1 Corintios 10:3-12).

III. Del éxodo, aprendemos que la fortaleza de Dios es más evidente cuando somos más débiles.

A. Para mostrar la grandeza de Su poder, Dios venció a la más grande potencia del mundo en la Tierra (Éxodo 5:2; 14:4).

B. Ayudó a un pueblo muy impotente en la historia (Éxodo 5:21; 12:40; 14:12).

C. Dios escogió a un pastor de edad para que les guiara (Hechos 7:21-30).

D. Con las plagas, Dios mostró que Él es más poderoso que cualquier otra fuerza en la Tierra (Éxodo 7:10-12; 8:13; 9:11; 12:31-36).

E. Para mostrar aun más Su poder, Dios llevó Sus planes a la cima en la destrucción del enemigo en el mar (Éxodo 13:17-18; 14:20-31).

Conclusión

El éxodo prueba que siempre podemos confiar en el Dios que servimos, y podemos estar seguros de que Él es más fuerte que cualquier enemigo que podamos enfrentar.

La Columna y Baluarte de la Verdad

La Columna y Baluarte de la Verdad

El Arrepentimiento

El Arrepentimiento