Espere en el Señor

Espere en el Señor

Lectura bíblica recomendada: Salmos 25:1-5

Introducción

A. Especialmente en nuestra sociedad apresurada, a nadie le gusta esperar.

B. Debemos entender que algunas veces lo mejor que podemos hacer para alcanzar nuestras metas es esperar en el Señor.

Exposición

I. A través de las Escrituras, vemos a gente que necesitó esperar en el Señor.

A. Incluso el fiel Abraham descubrió que en algunos tiempos era difícil esperar en el Señor (Génesis 18:11; 16:2).

B. El Rey Saúl también tuvo problemas en esperar, y las consecuencias para él fueron muy serias (1 Samuel 13:1-14).

C. Aunque David no fue perfecto, escogió esperar, y Dios le recompensó (1 Samuel 24:6; 26:11).

II. ¿Qué está esperando?

A. En hebreo, la palabra para esperar y tener esperanza (qavah) está relacionada cercanamente al concepto de torcer y estirar, como en el caso de una cuerda (cf. Josué 2:18; 2 Reyes 21:13); esto indica tensión o dificultad.

B. ¿Puede esperar en el Señor para encontrar justicia (Romanos 10:17-21)?

C. ¿Puede esperar en el Señor para el matrimonio (Génesis 25:20)?

D. ¿Puede esperar en el Señor para abrir el corazón de alguien al Evangelio (Hechos 16:14; 2 Pedro 3:9)?

Conclusión

A. Como Daniel, tal vez lo mejor que puede hacer ahora es simplemente esperar y ser la persona que Dios quiere que sea mientras Él desarrolla los planes que tiene para usted.

B. Sin embargo, obedecer al Evangelio es aquello por lo cual nunca debería esperar (Hechos 22:16; 24:25; 2 Corintios 6:2).

La Gloria en la Revelación de Dios

La Gloria en la Revelación de Dios

Testigos de Jesús

Testigos de Jesús