El Poder de la Elección

El Poder de la Elección

Lectura bíblica recomendada: Lucas 10:38-42

Introducción

Uno de los regalos más grandes que Dios ha dado exclusivamente al hombre es el poder de la elección, pero no siempre podemos escoger.

Exposición

I. Sin importar lo que nos pase, siempre podemos escoger nuestra respuesta.

A. Algunas personas que hicieron buenas elecciones en circunstancias difíciles fueron David, Abigail (1 Samuel 25:18-31), José y Moisés (Hebreos 11:24-25).

B. Algunos han rechazado asumir su responsabilidad, como Adán y Eva (Génesis 3:11-13), Saúl (1 Samuel 15:15-21) y Acab (1 Reyes 18:17-18).

C. Nuestras decisiones influencian nuestras condiciones (Génesis 19:23-28; 41:37-45).

D. Si quiere ser feliz, debe desarrollar contentamiento (Filipenses 4:11-12; 1 Timoteo 6:8).

II. Aunque podemos escoger nuestra respuesta, no podemos escoger las consecuencias.

A. No podemos escoger las consecuencias de hacer lo incorrecto (Génesis 4:13) o lo correcto (Génesis 39:7-20).

B. No podemos escoger que otros lleven la culpa de nuestros pecados (Ezequiel 18:20).

III. Debemos enfocarnos en las cosas por la cuales podemos hacer algo.

A. Es en vano afanarnos en cuanto a cosas por las cuales no podemos hacer nada (Mateo 6:34; Filipenses 4:6-7).

B. Es en vano afanarnos en cuanto a cosas que otros deciden hacer (Josué 24:15; Juan 21:22).

C. Hay algunas elecciones que Dios ya ha hecho por nosotros (Números 16; 1 Crónicas 15:13).

Conclusión

A. Usted puede pasar toda su vida tratando de resolver los problemas equivocados.

B. En vez de actuar según las circunstancias cambiantes de la vida, debemos aprender a servir fielmente a Dios sin importar lo que suceda.

Cosas Inmutables

Cosas Inmutables

“He Guardado la Fe”

“He Guardado la Fe”